jueves, 16 de agosto de 2012

Chau Flash, venga HTML5

Era una cuestión de tiempo nomas, para que pase ésto. Desde ayer los usuarios de Android que intenten actualizar Flash desde Google Play son recibidos por una notificación que informa que el software ya no cuenta con soporte en las versiones de Android 4.0.x o superiores.

Pero el tema no se limita a los usuarios de Android, desde hace ya unos años, más específicamente un año y medio después de que Steve Jobs la avalara en un inusual ensayo, una serie de técnicas de programación llamadas HTML5 está rápidamente ganándose a la web.

El hecho es que HTML5 permite que los navegadores de Internet desplieguen imágenes realzadas y efectos que reaccionan a las acciones de los usuarios, lo que produce una interactividad semejante a la de los videojuegos sin necesidad de instalar software adicional. Gran perdedor es Flash de Adove.

Ya en marzo de 2010 uno de los “cazadores de bugs” y experto en seguridad informática más famosos de todo el mundo, Charlie Miller, quien ha ganado dos años consecutivos el prestigioso certamen de seguridad Pwn2Own, también el primero en hackear el iPhone y un dispositivo con Android, ha recomendado no instalar Flash.

Miller, en una entrevista para OneITSecurity, reveló que aquellos que tengan Flash instalado no estarán para nada seguros, confirmando lo informado por él, en varias ocasiones, sobre Flash y sus problemas de seguridad. "Esta extensión, que es la meca de los crackers ya que está instalada en el 98% de los ordenadores, llenará de bugs a tu ordenador", dijo.

Los recientes problemas entorno a la seguridad, y más aún luego de unos resonantes casos, que aunque no tengan que ver con Flash, están pesando en la decisión de los que no lo han desinstalado aún a sacarlo de sus equipos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.