viernes, 21 de diciembre de 2012

Los saqueos, entre los peores recuerdos

Cuando trascendieron las noticias de los saqueos, en Bariloche primero, y luego en otras localidades del País, como muchos pensé en que se iniciaba una espiral de hechos que me trajeron los feos y tristes recuerdos de los saqueos del año 2001 y de 1989.
Un déja vu del 2001: el día en el que volvieron los saqueos.- "Bariloche quedó presa de una ola de saqueos a supermercados, que derivó en fuertes enfrentamientos con la policía. El Gobierno envió 400 gendarmes y acusó a grupos de extrema izquierda por los hechos de violencia. El "efecto dominó" terminó llegando a Rosario y Campana, donde hubo más incidentes". Por Juan Manuel Barca para iProfesional.com.
Y la verdad que fue grande mi enojo, traté de conservar la calma y rogando para que no se repitan hechos que tanto nos hicieron sufrir a los argentinos, traté de no involucrarme mucho en el tema, sólo puse algunos comentarios cortos en Twitter y nada más.

Gracias a Dios, por lo que se lee en los medios, hoy la cosa pasa más por entender que pasó realmente e identificar a los responsables, porque se entiende que pudo haber sido organizado en el marco de algún conflicto con el gobierno nacional.

Me parece que coincido con la gran mayoría de los argentinos al decir que lo que queremos es paz, pasar una fiestas de la mejor manera posible y que la búsqueda de las soluciones se realicen de manera correcta, respetando a todos.

Nos nos merecemos seguir sufriendo, terminen con los odios y las antinomias. Gobernantes, escuchen y actúen en consecuencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.