miércoles, 4 de julio de 2012

Según cambian los tiempos

Hace unos días escuchaba en tv un programa, dirigido por el periodista Andrés Oppenheimer, donde analizaban, comentaban e incluían una entrevista a George Friedman, Director ejecutivo (CEO) de StratFor (Strategic Forecasting, Inc.), una empresa estadounidense, privada, especializada en la asesoría en el campo de la seguridad y la inteligencia a otras empresas privadas y organismos gubernamentales de todo el mundo.

El tema del programa fueron las previsiones que Friedman publicó en su libro The Next 100 Years (Los próximos 100 años), publicado en su versión en ingles en 2009 y en español en 2010. En el libro, Friedman intenta predecir los acontecimientos geopolíticos y las tendencias del siglo 21. 

En las predicciones se señala que la República Popular de China ha traspasado su límite sostenible debido a que hay “dos chinas”, una rica y otra mayoritariamente pobre, en extremo. Entre las causas se señalan que el país no puede expandir su superficie agrícola, y las migraciones desde el interior hacia las zonas industrializadas y desarrolladas de la costa provocarán fricciones que de alguna manera tendrán una influencia negativa en su desarrollo y competitividad.

Hoy leyendo las noticias me encuentro con una que de alguna manera me recordó lo escuchado en el programa de Oppenheimer:
Google descarta China para fabricar Nexus 7 y se muda a los EEUU.- "El buscador no migrará la elaboración de su centro multimedia al gigante asiático, al contrario de la mayoría de las empresas del rubro, que centran allí su producción. Priorizó la velocidad por encima de los costos". Por Infobae.com.
Entre las razones expuestas en la nota, hay un párrafo que se destaca: "La mudanza del gigante de internet refleja una tendencia naciente de repatriar las fabricaciones a los Estados Unidos".

Me pregunto si esa "tendencia naciente" ¿tiene que ver con lo anticipado en 2009 por Friedman?.

4 comentarios:

  1. más bien jorge creo que tiene que ver con que los sueldos en china son cada vez más altos y en estados unidos cada vez más bajos...

    lo que no es nuevo: cuando yo era chico, fines del los 50 y comienzos de los 60, los juguetes "made in japan" eran baratijas incomparables con los alemanes ingleses o norteamericanos.

    al aumentar los sueldos en japón y mejorar su especilización -copiando, eso si muy bien y no adhiriendo a ninguna convención de patentes y marcas- éstos y demás "chucherías" pasaron a hacerse en taiwan, luego en corea, para pasar a china, y, por lo que se ve, recomenzar el ciclo...

    ResponderEliminar
  2. Hugo, al leer tu comentario, que apunta a los cada vez más altos sueldos en China, me inclino por validar también la previsión de Friedman que señala que las migraciones desde el interior hacia las zonas industrializadas y desarrolladas de la costa provocarán fricciones que de alguna manera tendrán una influencia negativa.

    La verdad que todo el tema es muy interesante.

    ResponderEliminar
  3. al márgen de los aportes de friedman a la economía, soy en general jorge receloso de las "predicciones" tipo nostradamus

    ¿habrá previsto friedman la crisis de 2008 en estados unidos? que estuvo mucho más cerca que china y vinculada con temas monetarios, que fueron su especilaidad...

    ResponderEliminar
  4. La verdad no se Hugo, el libro de la referencia, (Los próximos 100 años), fue publicado en su versión en ingles en 2009 y en español en 2010. En él también se destaca que EE.UU. potenciará su liderazgo económico.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.