martes, 21 de junio de 2011

Sobre la contaminación del Río Dulce

BASURAL. Los camiones arrojan basura a metros
del Río salí. eldiario24.com. Ver vídeo
Según las noticias "el secretario del Agua, Abel Tévez, informó que durante la primera semana del mes de julio, el Secretario de Ambiente de la Nación Juan José Mussi, realizará una inspección en los ingenios tucumanos para corroborar que se hayan realizado las inversiones tendientes a erradicar la problemática de la contaminación del embalse de Río Hondo" (DiarioPanorama.com).

El tema es que, y lo señalamos aquí, la contaminación presente en el lago y en el Río Dulce, no provendría únicamente de la vinaza vertida por los ingenios tucumanos.

Hay que considerar también los múltiples vertidos del complejo urbano de la ciudad de San Miguel de Tucumán, los basurales a cielo abierto como los que están en La Banda del Río Salí, los residuos urbanos de la planta de Pacará Pintado y la falta de tratamiento de los mismos, que estarían afectando las aguas del Río Salí.

Hay opiniones han venido señalando que los líquidos lixiviados que emanan de los residuos podrían ser arrastrados por el curso del río Salí en épocas de crecientes como la actual.

En lo que respecta al cauce del Río Dulce, aguas abajo del dique, repetimos algo, también hay que considerar la influencia de los desechos de las ciudades de Termas de Río Hondo, la ciudad Capital de Santiago del Estero, la ciudad de La Banda y el Parque Industrial de La Banda.  Que se sepa no hay plantas de tratamientos de efluentes que puedan manejar el volumen de líquidos servidos que se desechan.

Desde hace mucho tiempo se conocen comentarios sobre las barbaridades que históricamente se han realizado en las margenes del Río Dulce, como los rellenos con escombros y basura para tratar de fijar la margen del río ante crecidas.

No son pocas las voces que señalan se investiguen los "caños" que llegarían al río desde el Parque Industrial, por lo que es vital que se realice una investigación para verificar o desechar estos señalamientos.

En general, todos los que están en la materia confirman que hay graves problemas de contaminación en la cuenca, especialmente en los ríos y en los niveles superiores de las aguas subterráneas, próximos a las ciudades. Algunos opinan que el descuido es alarmante y la falta de controles, frecuente.

Lo que debe quedar claro es que las fuentes de contaminación son múltiples y variadas, no solamente de los ingenios y la vinaza. También que el saneamiento del Lago del Dique Frontal de Río Hondo y de la cuenca del Río Dulce no pasa únicamente por darle un crédito a lo ingenios. Pasa por una política seria encarada por todos los estados provinciales por donde transcurren los cauces de la cuenca, desde su zonas de aporte (cuenca imbrífera), hasta su nivel de base, en éste caso Mar Chiquita en la Provincia de Córdoba.

Actualización 10/11/2017

En relación a los múltiples vertidos del complejo urbano de la ciudad de San Miguel de Tucumán, los basurales a cielo abierto siguen siendo un gran problema y fuente de contaminación para el Río Salí que desagua en el Lago del Dique Frontal de Río Hondo.

En el mes de julio del presente año se publico un vídeo en una nota del diario La Gaceta de Tucumán que informa sobre la magnitud del problema "desechos" en esa gran urbe, con un estimado más de 700.000 kilos de desperdicios diarios:
Post relacionados:
Referencias:
Sobre el Río Dulce y Medio Ambiente en éste blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.