jueves, 24 de septiembre de 2009

Informe de Transparencia Internacional, sobre Argentina

Se ha publicado un nuevo informe 'Global Corruption Report 2009', elaborado por Transparencia Internacional. Leerlo da vergüenza, y no causa ninguna sorpresa. El Índice de Percepción de la Corrupción de Argentina es 2,9 y ocupa el puesto 109 de 180 países incluidos, con un intervalo de confianza entre 2.5 - 3.3. Comparte posición con Armenia, Belice, Moldavia, Islas Salomón y Vanuatu.

Nuestros países vecinos poseen los siguientes valores:
  1. Chile: 6,9 y ocupa el puesto 23
  2. Uruguay: 6,9 y ocupa el puesto 23
  3. Brasil: 3,5 y ocupa el puesto 80
  4. Bolivia: 3,0 y ocupa el puesto 102
  5. Paraguay: 2,4 y ocupa el puesto 138
Se puede descargar el Informe Global de la Corrupción 2009 en formato PDF y en español, desde este link, del website de Transparencia Internacional.

1 comentario:

  1. Sí, señor mío. Realmente da vergüenza leer un informe tan tendencioso e interesado. Sin duda que hay corrupción, y en todos los Estados, pero el punto central pasa por quién o quiénes elaboran el informe, qué intereses representan, qué criterios utilizan para elaborarlo, etc. Y ello no es un dato menor.
    Le doy un ejemplo: según un informe emitido en el año 2006 por "Tax Justice Network", una excelente y muy reconocida entidad europea, Estados Unidos, Gran Bretaña y Suiza encabezan la lista de los "países más corruptos del mundo" debido al "refugio que ofrecen al dinero sucio" en paraísos fiscales, como Channel Isles y Isle of Man.
    Joseph Christensen, jefe por ese entonces de T.J.N., fustigó la laxa clasificación que compila cada año "Transparencia (sic) Internacional", donde siempre los países africanos vienen convenientemente en los primeros lugares.
    El nombrado indicó que el índice de corrupción de Transparencia (sic) Internacional "usa una definición demasiado estrecha" que se enfoca con exclusividad a los "sobornos" y omite lo esencial: si la "definición fuese ampliada e incluyera otras formas de transferencias criminales de dinero y transacciones ilícitas", entonces "Estados Unidos (EU), Gran Bretaña y Suiza, así como los otros países con paraísos fiscales, encabezarían la lista". La "cantidad de corrupción en los países en vías de desarrollo es de 20 mil millones de dólares al año, mientras la inclusión de las corruptas transacciones transfronterizas elevan su monto a 539 mil millones" (¡27 veces más!).
    Debe saber señor, que Transparencia (sic) Internacional está financiada por compañías tales como Enron y Exxon Mobil.
    Lo invito a que lea el informe de dicho organismo, disponible en muchos sitios de Internet (he transcripto algunos párrafos)
    Sin perjuicio de ello, coincido con Ud. en que la corrupción es un mal muy difundido en estas latitudes, pero ni es exclusiva de los países del tercer mundo, ni es el mal mayor, puesto que, por ejemplo el deterioro que actualmente padecemos -social, económico, financiero, etc., etc.- tiene su origen en las malas pero muy legales y lícitas -aunque no legítimas- políticas implementadas en la década del '90, siguiendo siempre las directivas del Norte y de los organismos internacionales.
    Debemos hacer un análisis crítico de toda situación, y no dejarnos engañar por lo que muchas veces nos dicen los "expertos", sobre todo los foráneos...
    Atentamente. Alejandro.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.