jueves, 16 de septiembre de 2010

Reflejos de realidades en el otro lado del mundo

Nuevamente he leído un muy interesante post escrito por Martín Varsavsky: "Nacionalismos, Terrorismo e Inseguridad o la cortina de humo en España", lo leí en su momento, cuando lo publicó en su blog, y lo acabo de releer en el blog El Planisferio, que lo ha replicado.

En el blog original coloque el siguiente comentario:
En la descripción que hace, de los problemas que enfrenta España, encuentro varias similitudes o coincidencias con los problemas que tenemos en Argentina: La falta de oportunidad de sus ciudadanos; el alto nivel de desempleo, en especial de los jóvenes; educación desconectada con la economía del país, un detalle real, aunque por ahí se señala que hay una mas o menos buena educación primaria, en general toda la educación está desconectada de la economía, algo que me parece, ni se considera por parte de las autoridades responsables ni del empresariado en general.

El párrafo “una baja tasa de creatividad científica y empresarial que resulta en poca innovación y poca creación de empleo, sueldos miserables debidos a la falta de nuevas empresas y falta de inversión de las viejas", calza justo a nuestra realidad en Argentina.

Lo de la vivienda, otro tanto. El nivel económico de una gran porción de la población es bajo, salvo el ciudadano pueda acceder a un plan de vivienda del estado, es muy difícil que pueda acceder a una vivienda propia.

En fin, veo la descripción que Ud. ha hecho como un reflejo de lo que pasa en nuestra vapuleada Argentina.

En lo que respecta al tema seguridad, vivimos jaqueados por la inseguridad, con un sentimiento de indefensión importante. A Dios gracias aún no tenemos hechos graves de terrorismo, en el sentido clásico de lo que significa, pero hay zonas en distintos lugares de nuestro País, especialmente en los llamados cordones de las grande ciudades que los hechos de inseguridad han sumido a la población en el miedo. Es fácil escuchar “salimos pero no sabemos como volvemos o si volvemos". Lo he escuchado aquí en la provincia de Santiago del Estero, famosa por su tranquilidad…en otros tiempos.
Parece increíble que las observaciones sobre lo que pasa en España, bien pueden ser realizadas aquí, sobre lo que pasa en Argentina.

Con respecto al tema terrorismo, es un tema que suena por lo bajo, en el background local. Cada vez que se habla sobre la posibilidad de milicias armadas, como importando lo que está ocurriendo en Venezuela y Bolivia, la gente prefiere cambiar de tema. En general los medios de difusión masiva no lo tratan, si en cambio algunos blogs que están siempre como atacando al gobierno. El tema está y no está, se lo presiente.

Por estos días, aquí en Santiago del Estero, el recuerdo del tema terrorismo se ha instalado en la sociedad con el juicio que se le sigue a ex miembros de los servicios de inteligencia e información locales, por el secuestro y muerte de un reconocido estudiante en el año 1976. Los diarios locales cubren el desarrollo del juicio, y todo ello motiva a todos recordar esos difíciles tiempos por los que hemos pasado. En general todos los que han vivido esa época están sensibles con el tema.

En fin, por mucho más de lo expuesto aquí, nos damos cuenta que las cosas no están bien en Argentina, que es probable que tomen un tenor menos agradable aún. Y nos seguimos preguntando ¿hasta cuando?. Que Dios nos ayude.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario lea bien las condiciones, tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios.
- no se admite propaganda de ningún tipo
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.