miércoles, 27 de febrero de 2013

Nueva política interna de Yahoo, y el teletrabajo

marissa-mayer_at
Foto: "Marissa Mayer" de diTii. Visto en Flickr
©Todos los derechos reservados
Desde hace unos días mucha gente está atenta a las nuevas directivas de la hermosa CEO de Yahoo, Marissa Mayer, que entre otras disposiciones, al parecer ha prohibido y/o reducido el teletrabajo y obligará a sus empleados a trasladarse a las oficinas de Yahoo.

El asunto ha generado todo tipo de opinión en ámbitos empresariales, en especial donde la modalidad se viene imponiendo y hasta con mejores resultados de los que se esperaba.

Es que ésta "moda" de espacios de trabajo flexibles y la implementación del teletrabajo que surge como resultado de la influencia de Internet en la sociedad actual, donde la participación de "teletrabajadores" aumenta cada año en las estructuras corporativas, dejó de ser una "moda" y demuestra utilidad.

Por suerte hoy se comenzó a debelar el "misterio", para algunos, y a confirmar lo que entendían otros. Según publica The New York Times, Yahoo ha emitido un comunicado haciendo referencia a su política interna y su posición respecto del teletrabajo, señalando "Esta no es una visión general de la industria del teletrabajo. Simplemente se trata de lo que es correcto para Yahoo en estos momentos". La misma nota señala lo que informó un portavoz de Yahoo que se ha negado a dar más detalles sobre la declaración diciendo “No discutimos asuntos internos”.

Hay opiniones que señalan que Yahoo comprende que no se trata de una decisión popular, y que es contraria a las prácticas y tendencias actuales, pero considera necesaria la medida a los fines de "ordenar" puertas adentro de la empresa. La información indica que "Yahoo también parece estar tratando de distanciarse del debate nacional, más amplio, sobre la flexibilidad laboral y de las críticas que apuntan a su nueva política señalando que es perjudicial para los trabajadores que tienen responsabilidades familiares fuera del trabajo".

Yahoo se justifica diciendo que "trabajar para esta compañía no se basa simplemente en desarrollar la labor derivada de cada tarea o encargo asignado, sino que para lograr el éxito son esenciales la interacción y la experiencia, y estas sólo se logra trabajando en contacto con el resto de compañeros", motivo por el que Yahoo terminará en un plazo de cuatro meses con el teletrabajo.

Aunque algunos empleados de Yahoo habrían señalado su conformidad con la medida, considerando que sólo afectará a aquellos que trabajaban a distancia de manera permanente, pero que por lo general, aquellos que visitan frecuentemente las oficinas podrán realizar su trabajo desde casa los días que realmente sea una necesidad. Hay quienes han opinado en oposición a la política de Mayer.

Entre ellos personalidades líderes de otras empresas como Richard Branson, fundador de Virgin Group, diciendo que una gran parte del éxito del trabajo consiste en "confiar en la gente, sabiendo que estos harán su trabajo desde cualquier lugar, sin supervisión".

El asunto es materia de discusión en muchos ámbitos, en lo personal me inclino a considerar que el teletrabajo tiene interesantes ventajas comparativas, de hecho con la misma visión, desde hace unos años hay empresas casi "exportadoras" de sus propios empleados, pero entre algunos expertos en recursos humanos y grandes líderes se considera que "es esencial la interacción de los empleados con el resto del personal" por lo que se inclinan a suprimir el teletrabajo. Algo que es muy discutible por la cantidad de recursos que hay para facilitar la conectividad y a través de ella lograr la "esencial" interacción con el resto del personal de la empresa u organización.

Me parece que en la discusión podría estar pesando en otros aspectos, como el delicado tema de la seguridad. Las empresas que desarrollan utilidades cuidan celosamente sus contenidos y por éstos tiempos un tanto peligrosos, con olas de ciberataques, en los cuales todo el mundo tiene a la ciberseguridad como punto importante en sus agendas, seguramente lo que menos quieren es que les surja una historia como la de Bob, el outsourcing y la seguridad informática. Me parece que en el fondo de toda ésta cuestión está el tema de poder "confiar en la gente", como lo señala Branson.

2 comentarios:

  1. muy bueno y "equilibrado" el artículo, al describir las posiciones a favor y en contra...

    la desventaja del trabajo a distancia para el o la trabajador/a es que, al final, fácilmente terminas trabajando más de lo que trabajarías haciéndolo en una oficina... lo que puede ser un riesgo; pero... un riesgo controlable :)

    Vale la pena intentarlo :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Marta por tu opinión respecto del post. Coincido contigo, el riesgo de trabajar más, a costas de su tiempo personal es real, no a pocos les pasa.

    Los teletrabajadores deben saber fijar horarios y ser muy estrictos respetando y haciendo respetar los mismos. Algo que es más fácil decirlo que hacerlo, pero no imposible.

    En muchos entornos empresariales se viene utilizando con éxito el coaching, los teletrabajadores deben saber utilizarlo, o buscarlo privadamente. Siempre es bueno tener un buen coach o entrenador para buscar el camino mas eficaz para alcanzar los objetivos fijados usando sus propios recursos y habilidades. Sin dudas es una buena inversión.

    Un abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.