viernes, 9 de abril de 2021

La suerte está echada

La naturaleza se extiende desde el mundo subatómico al galáctico. Involucra todo, es la responsable de los ecosistemas. Esos sistemas dinámicos relativamente autónomos, formados por una comunidad natural y su ambiente físico. Todo se rige por leyes fundamentales, como esa que señala que a cada acción le corresponde una reacción.

La especie humana depende de los ecosistemas que habita. Lamentablemente, su codicia y falta de visión la ha llevado a dañar groseramente esos mismos ecosistemas de los cuales su vida depende. La naturaleza viene reaccionando en la línea su propia preservación y restauración.

El resultado lógico de la depredación y degradación de un ecosistema, es la extinción de las especies que lo habitan. De eso no quedan dudas, existen muchos precedentes estudiados.


Hasta hace poco, muchos biólogos pensaban que estamos a las puertas de la extinción masiva del Holoceno, que seria causada por el ser humano. Wilson (2002) estimó que con el actual ritmo de destrucción humana de la biosfera la mitad de las formas de vida se extinguirán en 100 años.

El tema es que ya no es un asunto que ocurrirá en el futuro, ya está pasando. La sexta extinción masiva está ocurriendo ahora, mucho más rápido de lo esperado, y es completamente nuestra culpa, según los estudios publicados en los últimos años.

La mayoría de los biólogos creen que estamos en el proceso de una extinción en masa antropogénica que se está acelerando de manera aterradora.

El trabajo de Elizabeth Kolbert (con el que ganó un Pulitzer), fue recogido en el libro “La Sexta Extinción” (2014). Se ha señalado que el trabajo de Kolbert marcó un antes y un después en cómo la comunidad científica y política percibe el problema.

En su momento el tema sorprendió y asusta mucho hoy, el trabajo de Kolbert indicó que la tasa media a la que conocemos que diversas especies se están extinguiendo es al menos 100 veces más alta que la que los paleontólogos consideran como “normal”.

Desde 1900 se habrían extinguido nueve especies de vertebrados. En total se han extinguido 477 especies, según informes de 2015. Habrían hecho falta unos 10.000 años para acabar con la vida que ha desaparecido en un solo siglo.

Los principales cambios implicados, en éste desastre, son el cambio climático, la deforestación, la alteración del equilibrio en los océanos y la agricultura.

Los científicos, alertan sobre especies de animales que en 10 años podrán desaparecer de la Tierra, todo a causa de la actividad humana.

La Unión Internacional para la Conservación ha indicado que en este momento hay en peligro de extinción 5 mil 200 especies de animales, y da las siguientes cifras:
  • 25 por ciento de anfibios y mamíferos desaparecerán
  • 34 por ciento de los peces se extinguirán
  • 20 por ciento de los reptiles ya no existirán
  • 11 por ciento de las aves desaparecerán
El proceso está en marcha, a la especie humana sólo le queda hacer todo lo posible para empezar a frenarlo y retrasar sus consecuencias. El pronóstico es reservado.


Post relacionados:

___________________
NOTA: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.
IMPORTANTE: Todas las publicaciones son sin fines comerciales ni económicos. Todos los textos de mi autoría tienen ©todos los derechos reservados. Los contenidos en los link (vínculos) de las notas replicadas (reproducidas) y/o citadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Éste blog ni su autor tienen responsabilidad alguna por contenidos ajenos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.