domingo, 18 de marzo de 2018

La crisis de los espías #russiagate

En la ciudad británica de Salisbury, un exespía ruso, Sergei Skripal, y su hija fueron hallados inconscientes  a principios de marzo.. Luego se supo que habían sido envenenados con un agente nervioso. Esto ha generado una crisis de relaciones entre los gobiernos de ambas naciones.

Serguéi Viktorovich Skripal es un exoficial de inteligencia militar ruso que actuó como un agente doble para el MI6 del Reino Unido. En diciembre de 2004, fue arrestado por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) y posteriormente juzgado, condenado por alta traición y encarcelado. Se estableció en el Reino Unido en 2010 tras el intercambio de espías del Programa Ilegales.

Las agencias de seguridad británicas creen que Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, ambos en estado crítico, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar antes de caer inconscientes el pasado 4 de marzo. Rusia ha rechazado afirmaciones de que pudo haber tenido algo que ver con un envenenamiento de Skripal.

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró el lunes 12 de marzo, que su Gobierno considera “altamente probable” que Rusia esté detrás del envenenamiento de Skripal, y advirtió de que lo interpretará como un ataque directo contra el Reino Unido si confirma sus sospechas.

Expertos del Ejército británico identificó la sustancia utilizada como parte del grupo de agentes neurotóxicos Novichok desarrollado por la Unión Soviética durante las décadas 1970 y 1980. Se ha informado que han encontrado trazas de la sustancia en un restaurante y un pub de Salisbury.

Con base en ello, así como en los antecedentes de “asesinatos patrocinados” por Moscú y “la visión de Rusia sobre algunos desertores como blancos legítimos de asesinatos”, Londres ha concluido que “es altamente probable” que el Kremlin esté detrás del ataque, aseguró May.

En el Parlamento, May advirtió de que Moscú debe ofrecer una explicación alternativa “creíble” o dará por hecho que el suceso responde a un “uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido”.

El lunes 12 Reino Unido dio al presidente ruso, Vladimir Putin, hasta la medianoche del martes 13 para que explique por qué una sustancia neurotóxica desarrollada por la Unión Soviética fue utilizada para envenenar a un exespía que entregó información clasificada a la inteligencia británica.

El secretario de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, dijo que el envenenamiento constituía el primer uso de sustancias neurotóxicas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. La respuesta de Reino Unido, afirmó, debería ser “proporcional pero robusta”.

El hecho generó la condena de la comunidad internacional. Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, dijo que el ataque fue “horrendo”. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respaldó la postura de May, al igual que el mandatario de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El miércoles 14 el miércoles la primera ministra Theresa May, anunció que Reino Unido expulsará a 23 diplomáticos de Rusia en represalia por el ataque con un agente nervioso contra el exagente doble ruso. “Bajo la Convención de Viena, Reino Unido expulsará ahora a 23 diplomáticos rusos que han sido identificados como oficiales de inteligencia no declarados”, dijo May ante el Parlamento. “Tienen sólo una semana para irse”, dijo

Visto en YouTube, vía AFPes

Los líderes de Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos emitieron un comunicado conjunto, el jueves 15, pidiendo a Moscú que explique el ataque con una sustancia neurotóxica contra un ex doble agente ruso en Inglaterra, que consideraron como una amenaza para la seguridad de Occidente.

El comportamiento “temerario” de Rusia es “uno de los desafíos más grandes” que enfrenta la OTAN en la actualidad, afirmó su secretario general, Jens Stoltenberg, y agregó que sin ninguna duda, defenderá a Reino Unido en caso de que fuera necesario.

Rusia ha negado cualquier participación en el envenenamiento. El ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov acusó a Londres de comportarse de una manera “grosera” y sugirió que esto se debía en parte a los problemas que Reino Unido enfrenta por su salida de la Unión Europea el próximo año.

La respuesta coordinada de los aliados más cercanos de Reino Unido carece de detalles sobre las medidas específicas que Occidente tomaría si Rusia no cumpliera, pero insta a Moscú a proveer todos los detalles de su programa Novichok a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

Después del primer ataque conocido con un agente neurotóxico en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial, Reino Unido responsabilizó a Moscú y le dio una semana para abandonar el país a 23 enviados rusos que según Londres trabajaban como espías encubiertos en la embajada británica.

Según la agencia de noticias RIA, que citó al embajador ruso en Gran Bretaña, los diplomáticos abandonarían Londres el 20 de marzo.

Rusia ha negado cualquier participación en el caso, acusando a Reino Unido de ser una potencia post-colonial trastornada por el Brexit. Moscú incluso sugirió que Londres inventó el ataque para desatar una histeria contra Rusia.

Consultado por periodistas de Reuters en Astaná, la capital de Kazajistán, sobre si Moscú expulsaría a diplomáticos británicos, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, sonrió y dijo: “Lo haremos, por supuesto”.

El jueves, los líderes de Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos emitieron un comunicado conjunto pidiendo a Moscú que explique el ataque. El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que parecía que los rusos estaban detrás del hecho.

Mientras, la canciller alemana Angela Merkel dijo que una cumbre de la Unión Europea la próxima semana discutiría el tema, en primera instancia para buscar claridad.

Rusia expulsó a 23 diplomáticos británicos el sábado 17 en una acción de represalia cuidadosamente calibrada contra Londres En una medida que intensifica la crisis entre las dos potencias, Rusia dijo que también estaba cerrando las actividades del British Council, que fomenta los vínculos culturales entre ambos países así como el consulado general de Reino Unido en San Petersburgo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que daría a los 23 diplomáticos británicos una semana para abandonar el país. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia convocó al embajador británico, Laurie Bristow, a una reunión el sábado por la mañana en el centro de Moscú, en su cuartel general de la era de Stalin, para ser informado de las medidas. / Fuentes: BBC, Reuters y AFP.

Noticia asociada:

Crisis en escalada: Rusia expulsó a diplomáticos británicos y Londres anuncia más medidas contra Moscú.
Por María Laura Avignolo, publicado por Clarín.

El Kremlin anunció la expulsíón de 23 diplomáticos y espías como replica a la misma medida de Londres. Pero el gobierno británico anunció que responderá con más sanciones contra ciudadanos rusos en el Reino

Londres, corresponsal,

​La interminable ley del Talión continúa en la crisis ruso-británica por el “intento de asesinato” con gas nervioso del doble espía Sergue Akrupal y su hija. Después de la expulsión de 23 diplomáticos y espías rusos en la mañana del sábado por Moscú, la primera ministra británica Theresa May anunció el sábado que adoptarán “nuevos pasos con sus aliados en los días que vienen” en el fórum de primavera del partido conservador.

El objetivo serán los oligarcas rusos pro Putin, sus cuentas y propiedades en Gran Bretaña y será discutida el lunes la medida en el Consejo Nacional de Seguridad.El martes se irán los diplomáticos y espías rusos de Gran Bretaña y los británicos tienen una semana para volver.

“La respuesta británica no cambia los hechos de esta cuestión- un intento de asesinato de dos personas en suelo británico, por el cual no tenemos una alternativa conclusión de que el estado ruso es culpable” dijo la primera ministra tras las expulsiones.

“Es Rusia la que está en flagrante ruptura de la ley internacional y la convención de Armas Químicas” aseguró Theresa May, tras destacar que el desacuerdo británico “no es con el pueblo ruso”.
“Nosotras no vamos a tolerar una amenaza a la vida de los ciudadanos británicos y otros en suelo británico del gobierno ruso” amenazó.

Cuando su gobierno ha entregado una muestra del gas nervioso utilizado en el “intento de asesinato “ del doble agente Serguei Skripel y su hija Yulia a la organización de prohibición de armas químicas y en un abierto ataque al Kremlin el día antes de una elección que reelegirá a Vladimir Putin como presidente, Theresa May dijo que “este acto de agresión rusa es la antítesis de los valores democráticos y liberales que definen Gran Bretaña”.

El nuevo pronunciamiento se sumó a otro comunicado del Foreign Office británico tras las expulsiones de Moscú, en medio de esta confrontación de la guerra híbrida de Putin y un nuevo asesinato de un desertor ruso por estrangulamiento en la capital británica.

“Frente a otras conductas previas de Rusia,nosotros anticipamos esta clase de respuesta y el Consejo Nacional de Seguridad se va a reunir la semana próxima para considerar los próximos pasos.Nuestra prioridades es ocuparnos que nuestro staff en Rusia y asistir a aquellos que regresan a Gran Bretaña” sostuvo el comunicado.

En una nota publicada el sábado por el canciller británico Boris Johnson en The Washington Post para convencer a sus aliados, explicó:”Hay una razón para elegir Novichock.En esta culpabilidad rusa, el agente nervioso envía una señal a aquellos que piensan en la intensificación de la represión de la Rusia de Putin.El mensaje es claro:”Nosotros los vamos a encontrar, los vamos a agarrar , te vamos a matar- y mientras nosotros lo negaremos con el desprecio en los labios, el mundo sabrá sin ninguna duda que Rusia fue quien lo hizo” escribió el canciller británico.

Fuentes diplomáticas en Londres no descartan que las medidas británicas inminentes afecten las fortunas, propiedades y dinero de dudoso origen de oligarcas rusos pro Vladimir Putin en Gran Bretaña.El primero en la lista es el billonario y político ruso Roman Abramovich, dueño del Chelsea Fútbol Club en Londres, con una fortuna de 7 600 millones de dólares según la revista Forbes ,13 en la lista de ricos oligarcas rusos, y un incondicional del presidente ruso.Pero no es el único:muchos tienen doble residencia británica-rusa pero sus familias viven en el reino y sus hijos estudian en colegios y universidades británicas.

Una comunidad de 300.000 rusos viven en Gran Bretaña, con residencias en Londres y el sur del reino ,en impactantes mansiones , un ejército de guardaespaldas, una flota de automóviles blindados y helicópteros en el sur del país.No todos son pro Putin sino desertores rusos y están aterrados, con su seguridad reforzada con ex comandos de las fuerzas especiales británicas(SAS).

La selección británica de los oligarcas será dolorosa para ellos y para la City británica, que necesita esos fondos más que nunca en medio del Brexit y nunca ha cuestionado su origen de la corrupción. Los aliados europeos presionan al gobierno británico para que pongan “la casa en orden” si quiere su solidaridad. Se refieren precisamente a esa descontrolada masa de fondos rusos de dudoso origen , que mantienen la City financiera británica.

Gran Bretaña esperaba la expulsión de sus diplomáticos y espías de Rusia.Pero no el cierre del British Council, un organismo cultural británico en todo el mundo, y el consulado británico en San Petersburgo y no descartan otras medidas , tras la elección del domingo. Por lo tanto ahora le toca el turno a los británicos y su respuesta será igualmente dolorosa, en este “tic for tac” de espionaje.

El temor de la oposición en la Cámara de los Comunes y muchos hombres de negocio es que el conflicto escale “fuera de control”, en manos de un Putin astuto y un gobierno británico débil y aislado.Todos recuerdan el conflicto de Malvinas en estas horas y la debilidad del gobierno de Margaret Thatcher cuando fue a la guerra en el Atlántico Sur.La diferencia es que las fuerzas armadas británicas tienen serios problemas presupuestarios y cualquier operación de mayor envergadura necesita el apoyo de la OTAN y de su aliado “especial”, Estados Unidos.También hay serias diferencias con sus aliados europeos, reticentes a un escalada contra Putin, cuando Alemania tiene un gasoducto que llega de Rusia e Italia goza de relaciones comerciales privilegiadas.Putin va a trabajar sobre las contradicciones de los aliados con su habilidad de espía.

En Salisbury continúa las investigaciones sobre el envenenamiento de Serguei Skripal y su hija el pasado 4 de marzo .La población exige a la primera ministra “evidencias concretas” de cómo sucedió el envenenamiento. Se sienten vulnerables cuando su ciudad está cubierta de investigadores en trajes especiales ,en zonas cercadas, y ellos carecen de protección alguna.Los negocios de Salisbury continúan desiertos porque la gente tiene miedo a la contaminación y los turistas la evitan.

La policía llama a testigos a declarar si vieron el BMW bordeaux del espía, patente HD09WAO en Londres en la mañana del 4 de marzo y en Salisbury.En el cronograma que han conseguido diseñar ,con ayuda de las cámaras que están distribuidas en todo el país, el BMW fue visto en Londres a la mañana y luego, antes de la 1 y media de la tarde, en el centro de Salisbury. Quieren testigos aunque han recibido 400 declaraciones de personas en estas horas que han aportado detalles.La policía ha recogido 752 objetivos vinculados al caso, presuntamente contaminados.

Un taxista declaró desde el primer día que Yulia había llegado al aeropuerto de Heathrow el día anterior, con “paquete de un amigo para su padre”. Serguei le había pedido que la fuera a buscar.Por eso la policía considera ahora que la contaminación se produjo en la casa y comenzó en el equipaje de su hija, con el gas nervioso aparentemente en polvo.

El BMW fue guardado por una grúa en un contenedor y trasladado al laboratorio toxicológico militar de Porton Dawn, en Wilshire, no lejos de la casa del doble espía, que también consiguió detectar la contaminación y proveyó el antídoto al hospital para tratar a las víctimas. Si bien Serguei y su hija continúan en coma, el policía que se contaminó esta actualmente “fuera de peligro” pero sigue en terapia intensiva, según las autoridades del NHS , el servicio de salud británico. / Por María Laura Avignolo, publicado por Clarín.--

Noticias relacionadas:
Post relacionados:

___________________
NOTA: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.
IMPORTANTE: Todas las publicaciones son sin fines comerciales ni económicos. Todos los textos de mi autoría tienen ©todos los derechos reservados. Los contenidos en los link (vínculos) de las notas replicadas (reproducidas) y/o citadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Éste blog ni su autor tienen responsabilidad alguna por contenidos ajenos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.