lunes, 15 de diciembre de 2014

Pretendemos ser el próximo Silicon Valley y seguimos enviando faxes

"Estamos en un país a la cola tecnológicamente, un país en el que ni ciudadanos ni políticos tienen ni puta idea de que va este mundo. Un país en el que algo tan sencillo como programar un vídeo hace unos años era una tarea destinada solo a ingenieros. Un país en el que nuestros políticos son unos carcamales que están encerrados en su burbuja de corrupción y trapicheos que solo piensan cuando vendrá el próximo boom de la construcción… Pero aún así nuestros políticos se creen mejores que nadie y pretenden ir de innovadores y de reguladores en el ámbito tecnológico, no solo sin tener ni puta idea, sino sin buscar un asesoramiento adecuado al respecto para tomar las mejores decisiones y que haya un avance adecuado. Señores, un poco de humildad coño. Que pretendemos ser el próximo Silicon Valley y seguimos enviando faxes!!!"

Epa!, impresiona ¿verdad?, no es de Argentina lo que dice éste enojado texto, aunque Ud. no lo crea. Si está interesado en el artículo completo, ingrese en "La otra realidad tras el cierre de Google News", del website Dr. Jaus.es.

El autor de la nota escribe sobre el "tufo a ignorancia tecnológica" que tienen algunos en su país, muy similar al que tienen otros en nuestro país por cierto. Un artículo interesante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.