miércoles, 4 de noviembre de 2015

A 50 años de la misteriosa desaparición del TC-48 de los cadetes

El 3 de noviembre de 1965 dos aviones Douglas DC4, de la Fuerza Aérea Argentina, pertenecientes a la Escuela de Aviación Córdoba, despegaron desde la Base Howard de la Fuerza Aérea estadounidense, en Panamá, con destino a El Salvador. Inicialmente habían salido en vuelo de instrucción desde Argentina y tenía a California como destino final.

Douglas DC4 matricula TC48 de la FAA
El Douglas DC4 con su tripulación, antes de partir de Córdoba en 1965
Foto vista en el diario La Voz del Interior
Los aviones argentinos con matriculas TC-48 y el TC-43 tomaron altura la madrugada de ese día, y el primero de ellos tras declararse en emergencia desapareció sin dejar rastros. "Fue la mayor tragedia de la Fuerza Aérea Argentina y uno de los mayores misterios de los accidentes aéreos en el mundo". Es recordado como "el avión de los cadetes".
"Ni un solo cuerpo de los 68 fue encontrado. Las pruebas para demostrar que se precipitó al mar Caribe fueron chalecos salvavidas, camisas, la cédula del cadete Oscar Vuistaz y restos de la cobertura interna del fuselaje. Son muchos los familiares convencidos de que esos elementos fueron "plantados" para cerrar la búsqueda" (La Nación).
Hoy leí un interesante artículo el diario cordobés La Voz del Interior: TC-48: El enigma del avión de los cadetes, por Pepe Tobal.

Aunque era un niño de menos de diez años, recuerdo la tristeza con que mis padres, y en general los parientes y amigos, comentaban sobre el suceso durante años. Aunque no hemos conocido a ningún familiar de los cadetes, pasajeros militares y de la tripulación, en casa aún se toca el tema con tristeza y cierta indignación.

También se puede leer:

El mito que no tiene fin. Publicado por Clarín (2007)
Van a buscar con tecnología láser al avión militar TC 48 perdido en 1965. Publicado por Clarín (2007)



___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

2 comentarios:

  1. Los accidentes aéreos por su connotación de máxima tragedia, dejan impactos lacerantes de generación en generación. Son escasos en comparación a los de tierra, pero demuelen por su generalmente ausencia de sobrevivientes.

    ResponderEliminar
  2. Así es, tal como lo señala Esteban. A lo que se suma la desaparición, la incógnita y las dudas en los sentimientos, primero de los familiares, los amigos y conocidos próximos, y la de una sociedad que en cierta medida aún espera.

    Ésto no ocurre, en general, con los familiares de quienes se conoce su destino, y que ha podido ser despedido y sepultado.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.