viernes, 30 de octubre de 2015

En camino a la vigilancia total

"Diez mil ojos que todo lo ven y diez millones de oídos que todo lo escuchan. Eso es La Máquina: algo que está en todas partes y en ninguna". Sr. Finch, en  "Person of Interest".

La máquina es un sistema de vigilancia masivo programado para monitorizar y analizar los datos obtenidos de cámaras de vigilancia, comunicaciones electrónicas, sistemas de audio, de todo el mundo. Ésto es de la serie de televisión, de la CBS, "Person of Interest". Una ficción.

La serie televisión de alguna manera se monta en la paranoia post 9/11, algo que comenté en el post Vigilados, como en "Enemy of the State". El tema de las cámaras de vigilancia se viene imponiendo desde la década de los '90, pero tras el fatídico 11 de Septiembre de 2001, y los sucesos que alentaron en el Mundo entero nuevas y más profundas políticas contra el terrorismo que consecuentemente potenció a las entidades de seguridad de los estados, y obviamente la implantación de complejos sistemas de seguridad y vigilancia.

Person of Interest
Imagen: Captura de pantalla de vídeo de 'Person of Interest', una serie de televisión de la CBS
En gran medida las sociedades de alguna manera aceptaron esa tendencia en favor de mayor seguridad, y no consideraron la pérdida de privacidad y hasta de derechos y libertades, hasta que en 2013 la prensa publicó, de manera publicitada, las revelaciones de un ex contratista de la CIA, que trabajó para una gran empresa contratista, Booz Allen Hamilton, dedicada a la prestación de servicios de consultoría de gestión y tecnología para el gobierno de Estados Unidos.


Edward Snowden informó a los diarios The Guardian y The Washington Post la existencia de Prism y X-Keyscore, unos programas de vigilancia electrónica calificado de alto secreto, a cargo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos desde 2007. Éstos sistemas están relacionados con el Terrorist Surveillance Program (Programa de Vigilancia de Terroristas), que era un programa de vigilancia electrónica implementado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos a raíz de los ataques del 11 de septiembre 2001. El programa estaría bajo la supervisión judicial dispuesto por la Ley Foreign Intelligence Surveillance Act (FISA) (Vigilancia de Inteligencia Extranjera).

Tras las revelaciones de Snowden se desató un gran escándalo muy publicitado, y desde múltiples y variados ámbitos en defensa de los derechos y libertades de las sociedades se realizaron y realizan todo tipo de reclamos.

De todas maneras el tema de la vigilancia continúa en todo el Mundo se podría decir. "Los gobiernos de todo el mundo están aumentando la censura y la vigilancia en Internet, mientras la libertad general en la red cae por quinto año consecutivo, según un informe de un grupo que supervisa la democracia y los derechos humanos" (Reuters). Hay y habrá menos libertad en Internet y cualquiera puede ser víctima del ciberespionaje.

Los gobiernos "invierten" en éstos sistemas. En muchos casos, los gobiernos con el argumento de defenderse de las problemáticas relacionadas a la seguridad, establecieron el uso de sistemas que apuntan a todos los ciudadanos y accionan sin respetar derechos y garantías. Son conocidos los casos de gobiernos que restringen la libertad de expresión vigilando el uso de redes sociales y otros sistemas de comunicación masivos.

"Hace algunos días, CitizenLab presentó su tercer reporte sobre uso del software de espionaje FinFisher, el cual revela que 32 países en el mundo estarían usando FinFisher para espiar a su población, incluyendo algunos que no habían aparecido en reportes anteriores, entre ellos España, Paraguay y Venezuela" (Hipertextual).

En Uruguay se implemento a principios de éste año a 'El Guardian', "un sistema de vigilancia electrónica que suplantará a los 22 sistemas de escucha "caseros" que funcionan en el país actualmente" (El País), adquirido “en secreto” en 2013 por dos millones de dólares, según señalan las noticias, y recién ahora podrá ponerse en funcionamiento en Uruguay. La Policía Federal de Brasil usa el mismo sistema, que permite monitorear al mismo tiempo cientos de teléfonos celulares y fijos, casillas de mail y redes sociales.

Repito algo, hay que tener muy en cuenta que las mismas cualidades de las tecnologías de información y comunicación que permiten por un lado desarrollar a las sociedades, mejorando sus capacidades de comunicación, intercambio y economía, permiten a la vez vulnerar derechos como el de la privacidad, en función de otros fines muy distintos como el ciberespionaje y el crackeo, muy utilizados por los organismos de seguridad, el cibercrimen y el ciberterrorismo.

Por éstos días en el micromundillo de una de la redes sociales en que participo se puso énfasis en los riesgos de no usar correctamente las webcam, o cualquier cámara conectada a Internet. Un par de puntos a tener en cuenta:

  1. Las webcam están presente casi en el 99% de las laptops, notebooks, tablets, smtphones, etc., hoy en día, cualquiera con conocimientos un poco más que básicos en algunas técnicas y mediante el uso de herramientas bajadas del web, puede invadir nuestra privacidad, espiarnos en nuestra intimidad sin que nosotros seamos capaces ni siquiera de percibirlo.
  2. Existen buscadores, como Shodan que puede encontrar hasta las cámaras de seguridad que cualquiera tiene conectada a Internet para vigilar su casa. Un ciberdelincuente puede hacer acceder a ellas y realizar inteligencia previa para dar un golpe.

El avance de la tecnología de reconocimiento asociada a las webcam es impresionante, en 2012 la compañía japonesa Hitachi Kokusai Electric desarrollo un programa que "permite distinguir una cara grabada con una cámara de seguridad entre 36 millones de rostros en apenas un segundo" (TICbeat).

Éstas características están siendo implementadas en complejos sistemas que utilizan tecnología biométrica que apuntan a identificar identidades desde imágenes en buena parte del Mundo.

Las aplicaciones de la tecnología biométrica son muchas. Entre las principales aplicaciones están las aplicaciones de control de acceso físico, control de presencia (o fichaje laboral), control de acceso a información o recursos. No son pocos los gobiernos que han implementado o están en proceso de implementar ésta tecnología a sus sistemas de registro de sus ciudadanos y habitantes.

Recientemente, en Argentina, nuestro gobierno informó que se suscribió un acuerdo en Cuba que permitirá implementar mayor tecnología biométrica a las bases de datos del Registro Nacional de las Personas ReNaPer.

Se entiende que éstas nuevas capacidades contribuirán a fortalecer el Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad (SIBIOS), creado en 2011 por el Decreto 1766/2011. Un sistema centralizado basado en software que procesa el registro de huellas dactilares, palmares, fotografías y voz para la identificación eficaz de las personas.

Los más de 40 millones de argentinos que tenemos el Nuevo DNI, los más de 4 millones 700 mil con pasaportes y cualquiera que esté registrado y ha realizado o realice trámites ante la AFIP, está en la base de datos centralizada del Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad (SIBIOS).

Muy posiblemente en un futuro próximo éstas inmensas bases de datos estén, de alguna manera, disponibles para ser usadas por los servicios de seguridad de múltiples países. No es difícil pensar en que alguien, cualquiera, al entrar en un país al que visita, sea "registrado" por los sistemas de ese país y se compare su identificación con los registros del país de origen. Es más, la policía de un país podría recibir imágenes captadas por cámaras de seguridad en otro país, de alguien que es "buscado".

Se podría decir que la ficción de 'la máquina' de la serie de televisión, de la CBS, "Person of Interest", podría resultar no ser una ficción.

Como lo he señalado antes en éste espacio, lo cierto es que 'cualquiera' y sus datos, por variados motivos y métodos estamos expuestos, y no ante un "Gran Hermano", que señalan los adeptos a la teoría del complot permanente, sino a las necesidades y ambiciones propias de nuestras sociedades. Lo cierto es que el Mundo es cada vez más chico al alcance de las nuevas tecnologías, y esa es una realidad de mucho peso.

Cuando allá por los primeros años de los '80 comenzaba a trabajar con sistemas de información geográfica (GIS) y las imágenes satelitales de Landsat, como en la mayoría de los usuarios de esas tecnologías, crecía en mi la convicción que algún día no habría espacio en el Mundo al que no se pueda llegar mediante sistemas de teledectección.

Hoy, desde nuestras casas podemos ver lugares y acceder a servicios en casi cualquier país del Mundo. Podemos mantener una vídeo conferencia, a través de nuestros smartphones, con alguien de nuestro entorno que esté en un lejano país.

En el futuro, casi que cualquier cosa posible hoy sólo imaginable. Es la tecnología !!


___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.