sábado, 28 de marzo de 2015

Ante la escalada bélica en Yemen, evacúan diplomáticos.

Diplomáticos y personal de la ONU huyen de Yemen; milicias Houthi atacan Adén.
Por Sami Aboudi y Mohammed Mukhashaf, para Reuters.

ADÉN, Yemen (Reuters) - La Armada de Arabia Saudita evacuó el sábado a decenas de diplomáticos de Yemen y Naciones Unidas retiró personal internacional, después de tres noches de ataques aéreos liderados por los saudíes que buscan detener los avances de los combatientes Houthi, aliados a Irán.

Residentes reportaron fuertes enfrentamientos entre los Houthi y combatientes suníes en el sur del país, mientras la campaña aérea liderada por Arabia Saudita buscaba frenar un nuevo avance del grupo chií sobre Adén desde el este.

La intervención de Riad, una medida sorpresiva de una monarquía conservadora más conocida por hacerse escuchar en los mercados de petróleo que a través de su fuerza militar, está previsto que dure un mes, pero podría extenderse a cinco o seis, dijo una fuente diplomática del Golfo Pérsico.

Sus imágenes de satélite mostraron en enero que los Houthi habían reposicionado misiles Scud de largo alcance en el norte del país, cerca de la frontera saudí, apuntando contra su territorio.

Un funcionario yemení dijo que Irán, que afirma no estar armando a los Houthi, estaba proveyendo partes para esos misiles.

Ochenta y seis diplomáticos extranjeros y saudíes fueron evacuados en barcos desde Adén hacia la ciudad portuaria saudí de Yedá, en el Mar Rojo, informó una fuente militar saudí, escapando de la ciudad donde el presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi se había refugiado hasta el jueves, cuando partió a Egipto para buscar apoyo árabe.

El director general del Ministerio de Salud de Yemen, al-Khadher Laswar, dijo que más de 62 personas habían muerto y 452 habían resultado heridos en la ciudad desde el miércoles. Explosiones en el principal depósito de municiones dejaron el sábado al menos nueve heridos graves, agregó.

En la capital, Saná, que lleva bajo control Houthi desde septiembre, más de 100 miembros del personal de la ONU fueron evacuados, dijo una fuente del organismo.

Empleados del aeropuerto dijeron que decenas de otros extranjeros que trabajan para compañías petroleras u ONGs internacionales también partieron rumbo a Etiopía y Yibuti.

AVANCE CONSTANTE

Los combatientes Houthi que buscan derrocar a Hadi, quien cuenta con apoyo occidental y saudí, han seguido avanzando desde que la coalición liderada por Arabia Saudita lanzó ataques aéreos en su contra el jueves.

El viernes, los Houthi y unidades militares aliadas lograron su primer punto de apoyo en la costa del mar Arábigo yemení, al tomar el control del puerto de Shaqra, a 100 kilómetros al este de Adén, permitiéndoles abrir un nuevo frente para avanzar hacia la principal ciudad del sur.

Residentes locales dijeron que un convoy Houthi de vehículos, tanques y camiones militares que avanzaba por la carretera de la costa hacia Adén desde Shaqra fue atacada el sábado por aviones de guerra de la coalición árabe.

No hubo información inmediata de los Houthi, y tampoco había detalles sobre víctimas.

Residentes de Adén dijeron que el convoy había frenado su avance, pero los Houthi estaban enviando refuerzos a Shaqra y se esperaba que se reanudara.

En una cumbre árabe en el centro vacacional egipcio de Sharm el-Sheikh, Hadi instó al Ejército de Yemen a proteger a las instituciones estatales y a obedecer las órdenes del "liderazgo legítimo" de Yemen.

También subrayó las dimensiones regionales del conflicto al llamar a los Houthi un "títere de Irán". / Por Sami Aboudi y Mohammed Mukhashaf, para Reuters. (Reporte de Mohamed Mukhashef en Adén, Omar Fahmy en El Cairo, Amena Bakr en Doha y Sam Wilkin en Dubái. Traducido por Emma Pinedo. Editado por Lucila Sigal).--
---.---

Visto en YouTube, vía BBC Mundo

Arabia Saudí tiene 150.000 hombres preparados para invadir Yemen
Por Miket Ayestaran, publicado en ABC.es.

Los líderes de la Liga Árabe celebran una cumbre en Egipto para la creación de una fuerza militar conjunta.

Unos 150.000 soldados saudíes esperan la orden para invadir al vecino Yemen y dar inicio a una nueva fase de la operación «Tormenta Definitiva». Después de dos jornadas de bombardeos sobre posiciones de la milicia de los hutíes (chiíes) y de las fuerzas leales al expresidente Alí Abdulá Saleh la alianza de países árabes suníes que lidera Riad seguirá adelante «hasta cumplir todos sus objetivos», que consisten de forma especial en consolidar a «las autoridades legítimas de Yemen», declaró el portavoz de la alianza, general Ahmed Al Asiri, que habló de «éxito» hasta el momento y no descartó la invasión terrestre «en caso de que sea necesaria».

Los ataques de la segunda jornada -en los que los saudíes tienen el apoyo militar de Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Qatar, Sudán, Egipto y Marruecos- se centraron en Saná, donde el objetivo fue el cuartel general de la Guardia Republicana, que se mantiene leal al expresidente Saleh, y la provincia de Saada, bastión de los rebeldes al norte del país y uno de los lugares por los que los saudíes podrían comenzar la invasión terrestre ya que se trata de un punto estratégico que les interesa controlar en plena frontera. Hasta el momento al menos 39 civiles han perdido la vida, según los datos facilitados por el ministerio de Salud yemení, y los ataques más intensos se registrarían en las calles de Adén, la segunda ciudad del país. De hecho, pese a los bombardeos, los hutíes se apoderaron ayer de la localidad de Shaqra, en el Mar de Arabia, con lo que ya controlan todos los accesos por tierra al estratégico puerto de Aden.

El ministro de Asuntos Exteriores yemení, Riad Yasin, declaró a la cadena Al Arabiya que la ofensiva «durará días, no semanas», pero el plan publicado en la prensa saudí para devolver el control del país al presidente Mansour Hadi plantea un conflicto largo repartido en seis fases. Ya se habrían completado las tres primeras con el trabajo de inteligencia previo a los bombardeos de «localización de los centros de peso político, de operaciones y tácticos», así como de los centros de mando militares y arsenales y la eliminación de la «capacidad electrónica» del enemigo. Cuando la aviación «controle totalmente el escenario de operaciones», tercera fase, empezará la cuarta etapa en la que el protagonismo recaerá en las fuerzas leales al presidente Hadi y las fuerzas terrestres de la coalición. En el quinto punto del plan, publicado por el diario saudí Al Riad, se llevará a cabo el repliegue del grueso de las fuerzas de la alianza en un plazo de entre quince y treinta días, aunque algunas unidades permanecerán como apoyo del presidente Hadi para culminar el sexto punto del plan, que es también el más ambicioso, la reconstrucción del Estado yemení.

La operación militar de los países suníes en Yemen es también un golpe en la mesa ante el avance de Irán, la gran potencia chií, en el corazón del mundo árabe. La república islámica gana terreno por su activa participación en la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria y el momento crucial de las negociaciones nucleares con la comunidad internacional, que el martes podrían acabar con un acuerdo histórico. Un avance que estaba a punto de extenderse al Yemen con la ofensiva de los hutíes -son zaidíes, una confesión derivada del chiismo, aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004, y representan a un tercio de los 24 millones ciudadanos de un país de mayoría suní- que el miércoles se plantaron a las puertas de Adén y ofrecieron una recompensa de 90.000 euros por la captura del presidente Hadi.

«Intervención rápida»
Después de 48 horas en paradero desconocido, el dirigente yemení aterrizó en Riad el jueves desde donde voló a Egipto para participar en la cumbre de la Liga Árabe en la que se aprobará la creación de una fuerza militar conjunta que «cumplirá las misiones de intervención militar rápida para afrontar los desafíos que puedan amenazar la seguridad y la soberanía de cualquiera de los países miembros», avanzó el secretario general, Nabil al Arabi, que pidió la asistencia de los ministros de Exteriores y de los jefes de Estado Mayor.

Al Arabi destacó que esta fuerza se encargará también de afrontar «las amenazas directas a la seguridad nacional árabe, incluidas las de los grupos terroristas», lo que abre las puertas a posibles operaciones contra los yihadistas de Estado Islámico, una petición planteada por Egipto después de la ejecución de 21 coptos en Libia el mes pasado. El primer paso de la nueva fuerza que formarán los miembros de la Liga Árabe es la alianza formada para combatir en Yemen. / Por Miket Ayestaran, publicado en ABC.es.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.