viernes, 19 de septiembre de 2014

Anticipan problemas para la importación de componentes e insumos en Argentina

Houston, we have a problem
Por Enrique Carrier para Comentarios.

Si se vive en Argentina, no hace falta estar muy informado para saber que en el país hay un serio problema de disponibilidad de divisas, insumo fundamental de los bienes y servicios que se importan. A tal punto, que la importación ya acumula una deuda de US$ 5.500 millones por no disponer de dólares para pagar.

Por su tamaño y su dependencia de componentes importados, el sector que más sufre esta situación es la industria automotriz, que según la Cámara de Importadores de la República Argentina representa aproximadamente el 50% de la deuda de los importadores. Y en segundo lugar, con un 25%, está la industria de Tierra del Fuego, focalizada en la producción de electrodomésticos y electrónicos, como celulares y TV.

Las consecuencias de semejante situación no son difíciles de deducir. En algún punto los proveedores del exterior dejan de enviar componentes e insumos varios hasta tanto el flujo de divisas no se vuelva a reestablecer. Y tomando como antecedente lo que ocurre con las fábricas automotrices, es lógico temer por las fuentes de trabajo generadas en la provincia austral.

Por supuesto, el límite de crédito dependerá de lo que decida cada fabricante original, quien manda los componentes para el ensamble local. Pero a nivel local se afirma que las próximas 2 a 3 semanas serán cruciales para saber cómo termina esto. Por ahora, producen con los stocks existentes y la Ministra de Industria afirmó que analizarán el caso de Tierra del Fuego. Pero sin dudas se trata de una situación que se puede poner muy fea. / Por Enrique Carrier para Comentarios.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.