jueves, 20 de febrero de 2014

Sobre la compra de Whatsapp por Facebook


Hace un poco menos de un mes se publicaron notas anunciando el fin de Facebook, no pocos soslayaron ese pronóstico pero si se señaló que el problema de Facebook es el nuevo mundo de la movilidad.

Lo cierto es que la juventud está dejando de lado esa red social de a poco. Los chicos optan por aplicaciones como Whatsapp y similares (muy poco seguras), que la pueden usar desde el smartphone.

Por otro lado los adolescentes usan varias plataformas a la vez, y suelen evitar Facebook para evitar el control parental.

Facebook se está transformando una plataforma más para adultos, con una importante audiencia de adultos mayores, a quienes les es más difícil cambiar de hábitos.

En éste contexto, ayer Facebook sorprendió con la novedad de la compra de Whatsapp. Bueno, en Facebook tienen grandes sistemas que recopilan información que marcan tendencias, y de hecho es uno de sus grandes negocios.

WhatsApp permite enviar gratis imágenes, vídeos, audios o textos en internet mediante teléfonos inteligentes. La aplicación es gratis, pero tras usarla por un año, tiene un suscripción anual de US$99 centavos. Habrìa que ver como continúa ésto.

Facebook complementará con Whatsapp sus servicios de chat y mensajería, apuntando a volver a captar la atención de los chicos y jóvenes. El negocio sigue siendo la recopilación de información que marca tendencias. El asunto será ver como retienen y fidelizan a los actuales usuarios de Whatsapp.

Nota relacionada:
Más sobre WhatsApp en éste blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.