domingo, 23 de febrero de 2014

La caída de la tipa

Tormenta del 2 de enero
La enorme tipa blanca se cayó sobre el flamboyant y el pino que adornamos en Navidad ©Todos los derechos reservados
La violenta tormenta del 02 de enero la levantó y la tiró. Allí quedó la hermosa y enorme tipa blanca, un gran árbol de poco más de cuarenta años, más de 17 metros de altura y una frondosa y amplia copa, que tenía tres nidos de hormeros, y servía de refugio y descanso a numerosas aves de todo tipo, que ya no vienen.

Tormenta del 2 de enero
Nuestro apreciado jardín destruido. Sólo una de la grandes tipas blancas ha resistido la tormenta ©Todos los derechos reservados
Los daños en el jardín fueron tremendos y evidenciaron como ejemplo lo que pasó en gran parte de las ciudades de Santiago del Estero, La Banda y localidades aledañas.

La caída de la tipa
En un rato durante una mañana la trozaron para despejar el jardín ©Todos los derechos reservados
Pocos días más tarde fuimos testigos de como un árbol que tardó más de cuarenta años desaparecía por el uso de modernas motosierras. Un pequeño pero representativo ejemplo de lo que ha venido pasando con los montes.

La caída de la tipa
En trozos se fue del jardín ©Todos los derechos reservados
No hay mucho más que decir, así se fue un ejemplar que acompañó el crecimiento de muchos aquí, que vinieron a muy corta edad, cuando recién lo habían plantado.

La caída de la tipa
Sólo el tocon con la raíz ha quedado ©Todos los derechos reservados
Sólo el tocó con la raíz dejaron, y trataron de colocarla nuevamente en su posición. Y como suele pasar, luego de varias lluvias volvió a brotar.

La caída de la tipa
La tipa se niega a morir ©Todos los derechos reservados
La naturaleza tiene muchos ejemplos de sobrevivencia, éste seguramente es uno. La tipa se niega a morir y ha comenzado nuevamente. Ojalá se le permita la revancha.

La caída de la tipa
Lentamente el jardín retorna a la normalidad, pero con una gran ausencia ©Todos los derechos reservados
Si se fijan, permanece lo que queda del flamboyant (Chivato), que ya presenta brotes en las pocas ramas que se han salvado, y fue levantado el pino, que parece seguirá sirviendo de arbolito navideño por mucho más, gracias a Tata Dios.

Todas las fotografías con Todos los derechos reservados por Jorge S. King© 2007-2014 Absténgase de utilizarlas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.