miércoles, 2 de octubre de 2013

Tom Clancy (1947 - 2013)

Foto: David Burnett AP
Thomas Leo Clancy Jr. nació en Annapolis, el 12 de abril de 1947, y falleció en Baltimore, el 1 de octubre de 2013, conocido como Tom Clancy, fue un escritor de novelas policiacas de tema político, en un contexto de inteligencia militar.

De opiniones políticas afines a  conservadores y republicanos, los libros de Clancy llevan dedicatorias de personalidades políticas conservadoras americanas, especialmente de Ronald Reagan.

Se suele destacar que una semana después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, en The O'Reilly Factor, Clancy dijo que los políticos de izquierda en los Estados Unidos eran en parte responsables debido a su "vaciamiento" de la Agencia Central de Inteligencia.  

La mayoría de sus historias se establecen durante y tras la Guerra Fría. Clancy falleció ayer, después de una breve enfermedad en el Hospital Johns Hopkins, cerca de su casa en Baltimore.

Murió Tom Clancy, el autor de La caza del Octubre Rojo
Publicado por Milagros Amondaray para LA NACION

El escritor estadounidense Tom Clancy falleció a los 66 años en un hospital de Baltimore. Su nombre estará por siempre asociado al género de espionaje, en el cual supo cómo moverse, respetando sus reglas y, al mismo tiempo, logrando algo inaudito: que sus novelas se mantengan novedosas incluso estando dentro de un conjunto similar de normas.

Clancy será recordado por obras llevadas al cine como La caza del Octubre Rojo (esa gran película con Sean Connery interpretando al capitán de un submarino nuclear soviético que pone la paz mundial en peligro), Juego de patriotas y Peligro inminente (ambas protagonizadas por Harrison Ford).

Las mencionadas son sólo algunas de las novelas de la saga de Jack Ryan, el analista de la CIA que fue el protagonista excluyente de gran parte de sus escritos. Por otro lado, Clancy también co-escribió novelas como Tormenta roja y Contra todo enemigo .

Sus críticas a Hollywood

Sin embargo, a pesar de la debilidad de Hollywood por sus historias, el sentimiento nunca fue recíproco. En una inolvidable entrevista que le realizó The Guardian, Clancy, sin pelos en la lengua, dejó asentada su opinión sobre la industria: "Hollywood hace que el Congreso de los Estados Unidos parezca un semillero de ética. Entregar un libro a Hollywood es como confiarle una hija a un proxeneta. La próxima vez no ocurrirá eso".

Por otro lado, el escritor aludía de manera constante al valor que le daba al excesivo detalle, a la observación microscópica que contiene su obra: "no hay mucha gente que entienda cómo ocurren las cosas y yo quiero intentar explicarlo para comprenderlo yo mismo. No se puede explicar el funcionamiento del Congreso porque no funciona, pero sí se puede contar qué tramites se siguen y cómo las políticas de Seguridad Social no son siempre beneficiosas". En este aspecto, se pone de relieve el leit motiv de la obra del escritor oriundo de Baltimore: la crítica velada a las maniobras políticas y de inteligencia en medio de relatos de incesante ritmo.
En diciembre de este año se publicará Command Authority , novela póstuma de Clancy co-escrita con Mark Greaney, también centrada en el llamado "ryanerse" (es decir, el universo de Jack Ryan), esta vez con Jack Ryan Jr. como protagonista. Seguramente esta obra, como tantas de las que escribió, cumpla con el principal cometido del escritor: "Hay dos clases de personas: quienes necesitan que le digan todo y quienes disfrutan averiguarlo por sus propios medios".

Con la intriga como bandera, Clancy apelaba al segundo modelo de lector, lector que hoy, indudablemente, recordará a ese hombre que renegaba de su status de escritor: "prefiero considerarme un narrador de historias" había expresado. Y así se lo pensará. / Publicado por Milagros Amondaray para LA NACION.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.