martes, 7 de abril de 2015

Vuelos comerciales sin pilotos, difícilmente se vean en mucho tiempo

A principios de 2013 se realizó un exitoso vuelo sin piloto de BAe Jetstream, como parte del programa ASTRAEA (Autonomous Systems Technology Related Airborne Evaluation & Assessment), que es respaldado por el gobierno británico, la aeronave fue un Jetstream de la empresa BAE Systems.

El vuelo fue entre Warton en Lancashire e Inverness en Escocia, y el equipamiento a bordo del Jetstream permitieron evitar percances con aviones cercanos. Aunque casi todo el vuelo realizado de manera autónoma, los pilotos humanos realizaron las maniobras de despegue y aterrizaje.

No fue la única experiencia, desde varios ámbitos y de varios países se viene y desde hace mucho tras la idea de poner en el aire aeronaves realizando vuelos comerciales no tripulados.

La tragedia del Airbus A320-211, registrado como D-AIPX, del Vuelo 9525 de Germanwings, está pesando en apoyo a quienes evalúan no tener pilotos humanos en los cockpit (cabinas) y dejarlo en manos de sistemas autónomos controlados a remoto desde Tierra, como los UAV (unmanned aerial vehicle), y los UAS (Unmanned Aircraft Systems).

Lo del Vuelo 9525 apoya de alguna manera a un dato sobre el cual se basa, entre otros, la idea de los vuelos comerciales no tripulados, ese dato es que alrededor del 80% de los accidentes de avión son ocasionados por el error humano.

Cockpit del Boeing B-747-8 en el Paris Air Show 2011. Foto de Alex Beltyukov, visto en Wikipedia (CC)
El gran problema es que la gente, los pasajeros que sostienen económicamente a las empresas, no están listos para volar en un avión sin piloto, es una realidad fuerte, contundente. Está claro que la gente se siente más cómoda con una tripulación humana, quieren a un ser humano como piloto, que comparte su propio destino. La gente no confía aún totalmente en una máquina.

El tema de los ataques cibernéticos a los aviones, es otro de los miedos que tiene la gente, aunque los expertos están señalando que representan un riesgo menor, para los viajeros, que el de un secuestrador o un piloto fuera de control.

Todo ésto lo tienen muy claro las empresas, por lo que seguramente pasará mucho tiempo para que lo implementen. Algunas opiniones aseguran que posiblemente nunca viajemos en una gran aeronave comercial sin pilotos.

Ahora, si uno mide el tiempo en que la computadora de vuelo, de una gran aeronave moderna, dirige el vuelo, verá que es muy superior al tiempo en que el piloto tiene sus manos en los comandos. De hecho, aunque no hay piloto automático para despegar, se lo activa una vez en el aire, tras todo un vuelo en automático, se puede también aterrizar en automático, por medio del sistema de ILS y el piloto automático.

Un vuelo está dividido en las fases de taxi o rodaje, despegue, ascenso, crucero, descenso, aproximación y aterrizaje; y todos estos procesos, excepto el de rodaje y despegue, pueden ser automatizados y en general en los viajes comerciales entre aeropuertos internacionales, la mayor parte del vuelo está automatizado. Con un par de pilotos controlando todo para nuestra tranquilidad.

A continuación un par de vídeo con aterrizajes en automático.


3 comentarios:

  1. WHEN AND IF JORGE, SEGURO QUE NO ME VAN A CONTAR A BORDO...

    ResponderEliminar
  2. Hugo, es seguro que te dirán algo para que te quedes tranquilo. También es seguro que en tus viajes te han llevado en automático, y has aterrizado en automático unas cuanta veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEGURAMENTE, PERO HABÍA ALGUIEN POR SI EL "AUTOMÁTICO" NO FUNCIONABA JORGE...

      Eliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.