martes, 11 de octubre de 2016

Galaxy Note 7, un gran problema

Samsung Electronics detiene producción de Galaxy Note 7.
Por Se Young Lee, publicado por Reuters.

SEÚL (Reuters) - Samsung Electronics Co Ltd anunció el martes que detuvo la producción de los Galaxy Note 7 menos de dos meses después de su lanzamiento, lo que asesta un duro golpe a la reputación y perspectivas del gigante surcoreano, que no ha podido resolver los problemas de seguridad del dispositivo.

Samsung anunció a comienzos de septiembre la retirada de 2,6 millones de su teléfono inteligente insignia luego de numerosas denuncias de que los teléfonos habían ardido.

El martes, la empresa finalmente decidió desechar de forma definitiva el dispositivo, que cuesta 882 dólares, en el que podría ser uno de los fracasos más costosos vinculados a la seguridad de un producto de la historia de la tecnología.

"Hemos decidido detener la producción y las ventas del Galaxy Note 7 para considerar primero y sobre todo la seguridad de nuestros consumidores", dijo Samsung en un comunicado al regulador bursátil surcoreano.

El mayor fabricante mundial de teléfonos avanzados dijo que había pedido a todos los operadores globales que parasen las ventas del Note 7 y la sustitución de dispositivos, mientras trabaja con los reguladores para investigar el problema. La empresa ofrece cambiar el teléfono por otros productos o reembolsar el dinero.

La decisión de Samsung de retirar el Note 7 de las tiendas por segunda vez en menos de dos meses no sólo genera nuevas dudas sobre el control de calidad de la empresa, sino que podría generar un enorme coste financiero y reputacional.

Los analistas estiman que el fin definitivo de las ventas del Note 7 costaría a Samsung hasta 17.000 millones de dólares y mancillaría la imagen de otros de sus teléfonos en la mente de consumidores y operadoras.

El martes, Samsung perdió casi 20.000 millones de dólares en capitalización bursátil. Sus acciones cerraron con una caída del ocho por ciento, el mayor descenso intradiario desde 2008.

El dispositivo lanzado en agosto estaba diseñado para competir contra el último iPhone de Apple por la supremacía en el mercado de móviles de gama alta. Bien recibido por la crítica, su primer problema fue una enorme demanda de dispositivos que superaba la oferta.

Pero a pocos días del lanzamiento, las imágenes de dispositivos Note 7 carbonizados comenzaron a aparecer en redes sociales, en el primer síntoma de que algo funcionaba mal.

La empresa no comentó inmediatamente sobre si había identificado el origen del fuego en los dispositivos de sustitución, aunque responsables en Seúl dijeron que estudiaban varias posibilidades, entre ellas las baterías. / Por Se Young Lee, publicado por Reuters. (Información adicional de Deborah Todd en Nueva York y Hyunjoo Jin en Seúl; escrito por Lincoln Feast, editado por Miyoung Kim y Stephen Coates. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid. Editado por Carlos Aliaga/Janisse Huambachano vía Mesa Santiago).--




___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.