miércoles, 31 de agosto de 2016

Brasil: Destituyen a Dilma Rousseff, en medio de una grave crisis política y económica

A mediados de abril la hoy ex-presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sufrió una humillante derrota en una votación decisiva en la Cámara de Diputados del Congreso que la forzaría a dejar el cargo. Hoy, ¿al final? del proceso, el impeachment resultó a favor de la destitución de Rousseff.

Senado de Brasil destituye a Dilma Rousseff tras declararla culpable en juicio político.
Por Lisandra Paraguassu y Anthony Boadle, publicado por Reuters.

BRASILIA (Reuters) - El Senado de Brasil declaró el miércoles a la presidenta Dilma Rousseff culpable de violar leyes presupuestarias y la removió formalmente de su cargo, en la culminación de un juicio político que ha polarizado a la mayor economía de América Latina.

SESSAO IMPEACHMENT
Sesión de la destitución. Foto de Agência Brasil Fotografias, vista en Flickr (CC)
La foto no pertenece a la nota de Reuters
Con 61 votos a favor y 20 en contra, el Senado puso fin a 13 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) en el país más grande de América Latina.

La decisión del Senado, además, habilita al conservador Michel Temer, actual presidente interino, a terminar el mandato de Rousseff, que finalizaba en 2018.

La primera presidenta de Brasil negó insistentemente los cargos y denunció el juicio como un golpe de Estado que pretende proteger los intereses de la elite económica y deshacer los programas sociales que sacaron de la pobreza a millones de brasileños.

En cambio, sus rivales destacaron la necesidad de dar vuelta la página tras una larga crisis política, acompañada por la peor recesión económica en generaciones y un masivo escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Temer, que ha servido como presidente interino desde que en mayo comenzó el juicio en el Senado, se ha comprometido a impulsar una economía que acumula seis trimestres consecutivos contrayéndose y a poner en práctica medidas de austeridad para tapar un déficit presupuestario récord, que costó a Brasil la calificación de grado de inversión el año pasado.

El miércoles, el Gobierno dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo un 0,6 por ciento en el segundo trimestre, colocando a la economía en camino a su mayor y más dura recesión en más de un siglo.

Pese a todo, las expectativas de que el estancamiento político pueda acabar pronto tras la salida de Rousseff ayudaron a impulsar la inversión, que se expandió en el segundo trimestre por vez primera en tres años.

El Senado se disponía a votar más tarde el miércoles si se le prohíbe a Rousseff ejercer cargos públicos por ocho años.

Según la Constitución, una presidenta destituida puede perder sus derechos políticos por ocho años, lo que le impediría ocupar cualquier puesto en el Gobierno e incluso enseñar en las universidades. (Reporte adicional de de Maria Carolina Marcello, Alonso Soto y Anthony Boadle en Brasilia, Brad Haynes y Guillermo Parra-Bernal en Sao Paulo, escrito por Daniel Flynn y Brad Haynes; editado en español por Carlos Serrano y Silene Ramírez) / Por Lisandra Paraguassu y Anthony Boadle, publicado por Reuters.-


Post relacionados

___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.