jueves, 3 de julio de 2014

Facebook, con disculparse no alcanza

Leo en las noticias que Facebook pidió 'disculpas' por jugar con los sentimientos de sus usuarios en un experimento. El tema es que, como lo señalan no pocos, con lo que ha pasado se percibe mucho más el enorme poder que tiene ésta empresa de miles de millones de dólares.
Es hora de hablar seriamente del enorme poder de Facebook
En silencio, Facebook ha estado experimentando con su poder para influenciar desde la forma en que expresamos nuestras emociones hasta nuestra probabilidad de que votemos, y el mundo finalmente lo ha notado. Ahora, al parecer, es hora de tener un debate que debía haber sucedido hace mucho: ¿cuáles son las obligaciones de empresas como Facebook y Google, que tienen el poder de moldear nuestra realidad colectiva?
Por Christopher Mims para The Wall Street Journal.
Por éstos rumbos había un viejo dicho de sabiduría popular: "hay que tener cuidado que lo barato no termine siendo lo más caro".

"Empresas como Facebook, Google Inc. y Twitter Inc. dependen casi exclusivamente de ingresos de publicidad basados en datos. Por eso recopilan y almacenan grandes cantidades de información personal. No toda esa información puede ser utilizada para la publicidad, al menos no todavía. En el caso de Facebook, hay una abundancia de información que prácticamente desborda sus servidores. Lo que Facebook hace con toda la información personal adicional es en gran parte desconocido por el público, aunque esos datos hoy no estén asignados a la publicidad" Reed Albergotti / WSJ.

Post relacionado:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.