lunes, 23 de octubre de 2017

Argentina: Victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas, promete reformas

"La coalición del presidente argentino Mauricio Macri se impuso el domingo en el mayor distrito del país, la provincia de Buenos Aires, en unas elecciones legislativas que podrían darle al mandatario el respaldo necesario para profundizar la apertura de la economía iniciada hace dos años".

"Aunque la coalición oficialista Cambiemos no logrará tener una mayoría en ninguna de las dos cámaras del Parlamento, la victoria en los principales distritos del país le dará al Gobierno más poder de negociación para aprobar las reformas que planea en las áreas fiscal, laboral, financiera y previsional" (Reuters).

Elecciones Legislativas 2017
Resultados provisorios por Provincias y departamentos. Imagen: Captura de pantalla de la edición digital del diario La Nación 


Mauricio Macri se anota una victoria en las elecciones legislativas y queda en mejor posición para impulsar su proyecto de "cambiar a Argentina para siempre".
Por Daniel Pardo, publicado en BBC Mundo.

La coalición de gobierno en Argentina, al mando de Mauricio Macri, se ha anotado un triunfo en las legislativas de este domingo.

Los boletines oficiales reportaron victorias para Cambiemos, el partido de Macri, en 13 de las 23 provincias e incluso en algunas donde reinó durante décadas el peronismo, hoy dividido y en oposición.

40% del voto nacional fue para el bando macrista.

La principal cara de esa oposición, Cristina Fernández de Kirchner, se aseguró un escaño en el Senado, pero perdió la batalla simbólica contra el candidato de Macri, Esteban Bullrich, en la provincia más poblada del país, Buenos Aires.

Las elecciones de medio término de este domingo se renovó dos tercios del Senado y la mitad de la Cámara de Diputadosy no se espera que Cambiemos obtenga capacidad de quórum, de modo que debería negociar con la oposición para impulsar reformas de fondo.

Pero según los analistas, estas elecciones -vistas como un plebiscito- dejan a Macri bien parado para esa negociación.
El mandatario, que espera reelegirse en 2019, ha dicho que el suyo es un proyecto de largo plazo con el que busca "cambiar Argentina para siempre".

En su discurso de victoria, Macri mantuvo la línea prevenida que le ha caracterizado: "Recién estamos empezando a trasformar nuestras querida argentina".

El exempresario ahora tendrá más poder para acelerar la velocidad del ajuste, pero mantendrá la estrategia gradualista de un cambio a paso lento.

"Es un día muy importante, porque hoy confirmamos nuestro compromiso con el cambio, que es un compromiso serio", dijo desde el búnker de Cambiemos.

Macri también invitó a la oposición al diálogo -"siempre los vamos a escuchar"-, en parte porque sabe que una facción cada vez mayor del peronismo prefiere negociar con él que aliarse de nuevo con Kirchner.

La expresidenta, por su parte, se proyecta como protagonista de la política argentina de acá en adelante, no solo porque estará en el Congreso, sino porque es procesada en varios casos de corrupción durante su mandato.

Su capacidad de aglutinar al peronismo y frenar el llamado "ajuste de Macri", sin embargo, depende de su gestión como senadora y arranca en desventaja al haber perdido en Buenos Aires.

Por qué ganó Macri

Argentina visitó las urnas en medio del duelo por la muerte de Santiago Maldonado, que fue confirmada el viernes.

En plena campaña, la desaparición del joven tatuador de 28 años en una protesta de indígenas mapuche el 1 de agosto generó una crisis política de la que Macri, pese a los viscerales ataques de la oposición por el caso, parece haber salido ileso electoralmente.

Algunos incluso criticaron la festividad del mitin macrista luego de la victoria, que esperaba ser más sereno pero al final hubo baile y cumbia.

La victoria de Cambiemos se debe a la división de la oposición, al rechazo de Kirchner de entre 60 y 70% y a la expectativa de que las reformas de Macri, sobre todo en lo económico, den frutos a mediano plazo.

Tras la recesión de 2016 y el impacto de los ajustes de Macri en el inicio de su mandato, que dispararon la inflación, redujeron el consumo y aumentaron el déficit, la economía argentina ha ido acumulando pequeñas mejoras este año.

Pero, además, la persistencia de Kirchner como figura principal de la oposición y la ráfaga de procesamientos judiciales a ella y sus aliados le permitieron al oficialismo proyectar estas elecciones como una decisión entre la corrupción del pasado y la prosperidad del futuro. / Por Daniel Pardo, publicado en BBC Mundo.--

¿Está el peronismo en la peor crisis en 30 años tras la victoria de Macri en las elecciones en Argentina?.
Por Daniel Pardo, publicado en BBC Mundo.

El movimiento político más importante de la historia de Argentina, el peronismo, entró este lunes en modo reflexión. Tendrá que ir a terapia.

La victoria del oficialismo en las elecciones legislativas del domingo mostró que el presidente, Mauricio Macri, no solo cuenta con el respaldo de la mayoría de los argentinos.

También reveló que Cambiemos, la coalición oficialista al mando de Macri, ha construido una amplia red de maquinaria electoral que puede hacer frente al peronismo, el jugador más ganador -el "más canchero"- de la política argentina.

El partido de gobierno venció en 15 de las 23 provincias, obtuvo 40% del voto nacional y logró algo inédito en 32 años: ganar en las 5 provincias más importantes del país.

Ahora la coalición peronista, sin mucha experiencia en hacer oposición, enfrenta una división casi irremediable y tendrá que visitar el diván para vislumbrar las razones de su derrota y la estrategia a futuro

Su figura más visible es Cristina Fernández de Kirchner, quien tendrá un escaño en el Senado por 6 años, pero perdió la batalla simbólica por el primer puesto en la provincia de Buenos Aires con el poco carismático candidato de Macri, Esteban Bullrich.

En su discurso tras las elecciones, Kirchner llamó a la unidad del peronismo para "detener" el llamado "ajuste" de Macri.
El problema, sin embargo, es que parte del peronismo puede estar más cerca de llegar a acuerdos con Macri que de verla a ella como líder.

El factor de división, se cree, es Cristina.

Los expertos coinciden en que el peronismo enfrenta la peor crisis política en 30 años, pero ninguno descarta que en solo dos años el movimiento fundado por Juan Domingo Perón se reestructure y encuentre una carta competitiva para retar a Macri en las presidenciales de 2019.

Peor crisis en 30 años

La última vez que el peronismo se vio en una situación como la actual fue en 1983, a un año de la caída del régimen militar, cuando Raúl Alfonsín, de la conservadora Unión Cívica Radical (UCR), ganó las elecciones y luego, en 1985, consolidó su poder en unas legislativas.

En ese momento los periodos presidenciales eran de 6 años. Eso le dio tiempo al peronismo para renovarse.

En el 85, anota el historiador Luis Alberto Romero, "ya estaba empezando a crecer, se proyectaban varias figuras jóvenes y había un proceso de renovación, hasta que ganaron la provincia de Buenos Aires en el 87".

"Ahí se impuso una versión institucional del peronismo en un país que quería ser democrático", explica el profesor de la Universidad Torcuato Di Tella.

Luego la figura del excéntrico Carlos Menem arrasó en el peronismo y llegó a la presidencia en el 89.

Tras un segundo mandato complicado de Menem, en 1999 el radicalismo volvió a la presidencia con Fernando de la Rúa.

Pero solo estuvo un año en el poder tras la peor crisis económica en décadas, que sirvió de plataforma para la vuelta del peronismo y el asentamiento dentro del movimiento del kirchnerismo, una corriente de izquierda que gozó de una bonanza, reforzó el legado peronista de derechos y gobernó por tres periodos (2003-2015).

La figura de Cristina

Si el 60% de los argentinos que no votaron por Macri el domingo se unieran en torno al peronismo, el oficialismo no tendría forma de competir.

Pero esa unión está descartada en este momento, porque la figura de Kirchner, que se declara peronista, genera rechazo en buena parte de los partidos que se adhieren al movimiento.

"El mayor obstáculo para la renovación peronista es ella y su círculo íntimo", opina Raanan Rein, un historiador israelí experto en peronismo.

"El ciclo kirchnerista ha acabado y mientras ella siga con la intención de mantener protagonismo eso no va a dejar ni el espacio ni el ambiente social necesarios para volver a formular una alternativa basada en esencias peronistas", asegura a BBC Mundo.

Kirchner, que enfrenta como procesada varias causas de corrupción durante su mandato, ha dicho que volvió a la política y se lanzó al Senado porque el peronismo no tiene una figura consolidada para desafiar a Macri.

Es cierto, según Nicolás Cherny, analista del Cippec, un centro de estudios políticos en Buenos Aires: "Los liderazgos que emergen siguen siendo incipientes y menores al liderazgo que se va".

En lugar de lanzarse por el Partido Justicialista, el mayor del peronismo, la expresidenta creó un partido para estas elecciones, Unidad Ciudadana, que aspira aglutinar a la oposición.

En las elecciones del domingo Kirchner fue la candidata opositora más votada del país. La fidelidad que mantiene de un 30% de los argentinos, sobre todo en Buenos Aires, parece inamovible.

El reto de una eventual figura peronista que pueda batirla dentro del movimiento es lograr aceptación mayor a ese 30%.

"Kirchner hizo (ahora y durante su mandato) todo lo posible para que no crezca un líder carismático dentro del peronismo y, para seguir vigente, ridiculiza a los otros líderes", sostiene Rein.

Los analistas creen que el peronismo no kirchnerista, parte del cual está gobernando provincias e intendencias, puede considerar menos fructífero aliarse de nuevo con Kirchner que generar acuerdos con un oficialismo del que dependen en términos de presupuesto, desarrollo y gestión.

La capacidad de renovación del peronismo

El peronismo ha probado que es capaz de adaptarse a cualquier realidad y renovarse dependiendo de los tiempos políticos más que de la ideología que instauró Perón en los años 50.

El movimiento ha logrado congregar católicos, nacionalistas, progresistas, conservadores, liberales y comunistas.

Pocos ejemplos más claros que el de Menem, un neoliberal de derecha con retórica justicialista en un partido que apunta a la izquierda.

De todas formas, añade Rein, "la brecha social en Argentina se va a mantener en el mediano plazo y el mensaje de nacionalismo y justicia social va a seguir atrayendo a gran parte de la sociedad".

"El peronismo es un partido tan pragmático, tan fluido, que no le niega la oportunidad a nadie. Es un objeto líquido y gaseoso al tiempo que permite múltiples versiones", explica Romero.

Todo dependerá, una vez más, de lo que pase con Cristina: si es apartada del núcleo peronista en busca de nuevos liderazgos o si logra generar unidad o si termina por profundizar la crisis como factor divisorio. / Por Daniel Pardo, publicado en BBC Mundo.--

Actualización:

Victoria electoral de Macri allana camino a reformas económicas para Argentina.
Por Nicolás Misculin, publicado por Reuters.

BUENOS AIRES (Reuters) - La amplia victoria de la coalición oficialista Cambiemos en los comicios legislativos del domingo permitirá al presidente Mauricio Macri avanzar con la apertura de la economía iniciada hace dos años sin el escollo de una fuerte oposición, pero tendrá la presión de mostrar resultados.

Los expertos prevén que el liberal Macri acelere un ciclo progresivo de reformas en las áreas fiscal, laboral, financiera y previsional, en busca de reducir los costos de producción y de atraer las inversiones que la economía tanto necesita para mantener su tímido crecimiento.

Aunque no le dará la mayoría en ninguna de las dos cámaras del Congreso, el triunfo del domingo permitirá al oficialismo negociar desde un lugar de mayor fortaleza con una oposición fragmentada pero que aún podría trabar las reformas que deben pasar por el Parlamento.

“El Gobierno tiene una ventana de oportunidad importante en términos de poder avanzar con esas reformas”, señaló el economista Dante Sica, director de la consultora Abeceb.

La clave de las elecciones estuvo en la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país.

Allí, el candidato oficialista a senador Esteban Bullrich logró el 41,4 por ciento de los votos frente al 37,3 por ciento de la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, la principal opositora al Gobierno de centroderecha.

“Ahora comienza un nuevo ciclo y el Gobierno tiene, por un lado, el desafío de gobernar sin el susto de Cristina Fernández atrás y del regreso al populismo. (Por el otro) va a tener que empezar a gobernar mostrando hechos, mostrando gestión”, dijo la Mariel Fornoni, titular de la encuestadora Management & Fit.

Aunque descontaban una victoria de Cambiemos en las elecciones de medio término, los mercados de Argentina subieron el lunes.

“Los resultados de las elecciones de ayer permiten visualizar cómo van a ser las reglas de juego, que van a continuar siendo de esta manera. Como empresario es mucho más fácil tomar decisiones a largo plazo y decisiones de inversión”, dijo a Reuters el vicepresidente senior de Mercado Libre, Sean Summers.

En una conferencia de prensa, Macri sugirió el lunes que las reformas -en particular las laborales- se realizarán lentamente, “sector por sector”.

“Entramos en un camino de reformas graduales en los próximos dos años, donde la prioridad va a estar en las cuestiones fiscales, pero también en las cuestiones que hagan a temas más estructurales, como mercado de capitales, costos laborales y regulaciones que impiden el normal desarrollo de la inversión”, dijo Sica, de Abeceb. / Por Nicolás Misculin, publicado por ReutersCon reportes adicionales de Juan Bustamante, Miguel Lo Bianco y Eliana Raszewski. Editado por Pablo Garibian.--

___________________
NOTA: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.
IMPORTANTE: Todas las publicaciones son sin fines comerciales ni económicos. Todos los textos de mi autoría tienen ©todos los derechos reservados. Los contenidos en los link (vínculos) de las notas replicadas (reproducidas) y/o citadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Éste blog ni su autor tienen responsabilidad alguna por contenidos ajenos.

1 comentario:

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.