jueves, 2 de marzo de 2017

Continúa la batalla por Mosul

Tras la operación militar para recuperar Faluya (Faluyah o Fallujah), iniciada en mayo de 2016, y concluida a finales de junio, la coalición aliada centro sus esfuerzos bélicos en la ciudad de Mosul, capital de Nínive y feudo de los yihadistas desde junio de 2014.

En septiembre de 2016 se inició una operación convergente hacia Mosul, dando comienzo a una batalla de envergadura que aún no estaría próxima a concluir. La ofensiva contra Mosul, estaba respaldada por la cobertura aérea de una coalición liderada por Estados Unidos, que involucra a fuerzas combinadas de 100.000 efectivos compuestas por tropas iraquíes, combatientes peshmerga kurdos y milicias chiíes.

Las fuerzas combinadas habían recuperado el control de un cuarto del territorio de Mosul desde octubre. Tras los avances iniciales la operación se estancó, pero a fines de diciembre de 2016, el ejército iraquí renovó su campaña desde el este de Mosul hacia el río Tigris en tres frentes.

Para el 7 de enero los combatientes de ISIS habían sido expulsados de más de la mitad de las áreas que retenía al este del Tigris, pero aún controlaban la zona occidental. Las fuerzas iraquíes, respaldadas por los ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos, alcanzaron por primera vez en tres meses la orilla oriental del río Tigris el domingo 8 de enero en Mosul.

Tras llegar a la orilla oriental del río Tigris, las fuerzas iraquíes iniciaron operaciones de limpieza en los distritos del este y el noreste de la ciudad, obteniendo rápidos avances. Sin embargo, los combates en los barrios del sureste fueron más duros debido al uso de la población civil como escudos humanos por parte de los yihadistas. Para mediados de enero las fuerzas especiales iraquíes obligaban a replegarse a los militantes en el estratégico campus de la Universidad de Mosul, mientras unidades de elite de la policía tomaban el control de amplias zonas a lo largo del río Tigris.

Finalmente las fuerzas iraquíes lograron capturar el lado oriental de Mosul tras 100 días de enfrentamientos. El Ministerio de Defensa de Irak anunció el 23 de enero que capturaron toda la zona oriental de Mosul, expulsando a milicianos de ISIS de la última área que controlaban al este del río Tigris.

El 4 de febrero se informa que una alianza de milicias respaldadas por Estados Unidos, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS),  habían iniciado una nueva fase de su ofensiva contra la ciudad de Raqqa, la capital del Estado islámico en Siria, con el objetivo de completar el cerco y cortar acceso. Las FDS, que incluyen a la milicia kurda YPG, lanzaron su ofensiva para rodear y capturar Raqqa en noviembre de 2016.


El 19 de febrero se lanza una ofensiva en tierra para expulsar a militantes de ISIS de Mosul, en el lado occidental de la ciudad y para capturar el aeropuerto de Mosul, ubicado al sur de la ciudad. Objetivo que logran pocos días después. Junto con la liberación del aeropuerto, las fuerzas de élite del Servicio de Contraterrorismo avanzaron desde el lado suroeste de la ciudad y entraron en la base militar Ghozlani, junto a los distritos de Tal al-Rumman y al-Mamoun.

Tras rápidos avances las fuerzas llegaron a menos de tres kilómetros de la mezquita del casco histórico de Mosul en la que el líder del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi declaró un califato en 2014 en Irak y Siria.

Para el 26 de febrero las fuerzas iraquíes buscaban consolidar el puente más meridional de cinco estructuras que cruzan el Tigris. Fue para permitir que crucen tropas de refuerzo y suministros directamente desde el lado este de la ciudad. Todos los otros puentes que unen esa zona con el occidente, a través del rio Tigris, han sido destruidos.

Dos días después fuerzas iraquíes, en medio de un intenso combate, buscaban copar los principales edificios de gobierno en Mosul, un objetivo importante en la ofensiva para desalojar a los militantes yihadistas.

Visto en Youtube, vía euronewsPublicado el 28 feb. 2017

En las últimas horas se ha informado que combatientes de ISIS lanzaron un contraataque ante el avance de fuerzas iraquíes respaldadas por Estados Unidos en el oeste de Mosul durante una tormenta nocturna. Los militantes actuaron cuando la tormenta obstaculizó la vigilancia aérea y la visibilidad en terreno.

Se informó que "algunos militantes se escondieron entre familias desplazadas para acercarse a las tropas entrenadas por Estados Unidos" (Reuters). Tras varias horas de intensos combates en los distritos del sudoeste de la ciudad, las fuerzas iraquíes resistieron el contraataque.

Previamente, el día de ayer, se había informado que "la Novena División Blindada del Ejército estaba a un kilómetro de la Puerta Siria de Mosul, la entrada del noroeste de la ciudad" (Reuters). Unidades del ejército iraquí respaldadas por Estados Unidos habían tomado el control de la última carretera principal que sale del oeste de Mosul y que estaba en manos de ISIS.

Visto en Youtube, vía euronews

Ayer, 1° de marzo, también se informó que fuerzas sirias, apoyadas por Rusia, y sus aliados ingresaron en medio de enfrentamientos a Palmira, obligando a retroceder a los milicianos de ISIS, que controlaban la ciudad desde diciembre. El ejército sirio expulsó a los militantes en marzo de 2016, pero la ciudad volvió a caer en manos de los yihadistas en diciembre. Las acciones en Siria estarían complicando las posibilidades a ISIS de ayudar a sus combatientes en Mosul.

"El Ejército iraquí cree que varios miles de militantes están escondidos en Mosul entre la población civil remanente, que agencias humanitarias estimaron en 750.000 al inicio de la última ofensiva" (Reuters).

La batalla, para recuperar la ciudad, ha resultado ser mucho más dura y ha tomado más tiempo de lo que se esperaba inicialmente. Las fuerzas iraquíes se han encontraron con una feroz resistencia de los militantes yihadistas que utilizan francotiradores, bombas colocadas en las calles, vehículos cargados con explosivos y hasta uavs (drones) con granadas.

Se ha informado que el sector occidental de la ciudad estratégicamente es un mayor desafío. Está densamente poblada, está formada por barrios con callejones y calles estrechas y sinuosas, hay áreas que no permite que pasen los vehículos blindados, obligando a los combatientes a ingresar desprotegidos y los yihadistas han fortificado cada barrio. Éste sector occidental también incluye varios distritos que se considera son simpatizantes del grupo militante.

Una parte de combatientes de ISIS estarían buscando infiltrarse entre los civiles, y esperar órdenes, tal vez como celulas dormidas, para atacar las zonas liberadas. El resto se fortalece en las ruinas y redes de túneles para resistir con tácticas de guerrilla urbana.

En el medio de todo están casi 750.000 habitantes que viven en éste sector, según las organizaciones humanitarias. Se teme se profundice la crisis humanitaria.--

Noticia en desarrollo

Prevéngase del Aedes aegypti, el mosquito de la fiebre amarilla, del dengue, de la chikunguña, de la fiebre de Zika y el Virus Mayaro. Cuide su salud y la de los suyos. Asesórese como ayudar a combatir el Aedes aegypti. Comience con las medidas preventivas


___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.