lunes, 18 de julio de 2016

AMIA - 22 años sin justicia

A eso de las 09:53 de la mañana, aproximadamente, de hoy 18 de Julio, se cumplió otro año más de un hecho trágico y doloroso. Hace 22 años se atentaba contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), un coche bomba provocó la muerte de 85 personas y unos 300 heridos.

Desde entonces, los familiares de las víctimas, y entiendo que la sociedad seria y responsable de éste vapuleado País renuevan el pedido de justicia. De distintas maneras lo hacen los hombres y mujeres de bien en este castigado País.


Visto en YouTube, vía AMIA TV

Tristeza me da éste País, 22 años esperando justicia, parece increíble pero es así. ¿Será que alguna vez se verán a los responsables correctamente condenados por este crimen? nos preguntamos todos los años.

Hoy se realizó el acto central, con la presencia de la máxima autoridad política de nuestra Nación. "Seguiremos pidiendo Justicia", remarcó Ralph Saieg, vicepresidente de la mutual, en su discurso. "Que la causa sea una prioridad de Estado" se pidió con énfasis.

Nuevamente se conmemora el trágico suceso que aún se siente con dolor, como ayer en la sociedad argentina.

___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.