martes, 3 de mayo de 2016

Entre los resultados del chavismo y el populismo en Venezuela

Las noticias que nos llegan de la pobre Venezuela, hoy más que nunca, son tremendas. Se ha informado que en algunas ciudades hay gente que está cazando perros, gatos y palomas para comer, y que la violencia aumenta como las muertes por linchamientos populares de presuntos delincuentes.

Rebusca // La Guaira. Vargas
Foto de Julio César Mesa, Mayo de 2014. En una calle de Venezuela
Imágenes similares se ven aquí, en Argentina desde hace mucho tiempo
Es el resultado del estatismo populista, esa trágica marea rosa que se está terminando en Sudamérica con un saldo de hechos de corrupción impresionantes. Por un lado políticos y personajes asociados ultramillonarios y por otro lado las mayorías empobrecidas sufriendo los avatares de las economías de sus países muy vapuleadas.

En Venezuela la llamada Revolución Bolivariana hacia el Socialismo del siglo XXI ha golpeado de muy dura manera a su población, especialmente a las clases de menores ingresos. Se impone la pobreza y se pronostica para el país que preside Nicolás Maduro que cerrará 2016 con una inflación superior al 500%.

Tenía razón Sir Winston Leonard Spencer Churchill cuando dijo: "El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria".

Se hace necesario que venga el tiempo de la justicia y el fin de las impunidades. "La corrupción mata". Nos sobran los casos en Argentina para demostrar esa frase.


___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.