lunes, 7 de diciembre de 2015

Los móviles viejos superan a los modernos smartphones en calidad de recepción

Una realidad. Alguna vez comenté que en esos paseos por las estancias en el Chaco Paraguayo, con mi viejo Nokia 6020 podía realizar y recibir llamadas y mensajes sms, casi en cualquier lugar de un potrero, en el medio de la nada, lejos de cualquier lugar, al norte del Trópico de Capricornio.

No pocas veces me fue mucho más fácil hablar desde el centro de nuestra ciudad, con éste veterano móvil, que con mi smartphone, mucho más nuevo. Como seguramente pasa en todas la ciudades, las áreas de sus centros comerciales tienen posiblemente más antenas y mayor cobertura de señal, pero también tienen mayor demanda. Mucho más gente utiliza las conexiones y la cobertura de la señales de telefonía móvil suele agotarse.

Nokia 6020
Nokia 6020. Foto de Jorge S. King ©Todos los derechos reservados
Móvil GSM de rango medio, con una cámara VGA con captura de video, alta
velocidad de datos EDGE, altoparlante, discado por voz, SyncML e infrarrojo
Muy capaz de trabajar con bajas señales. Muy útil
Pero ¿por que los móviles viejos superan a los modernos smartphones en calidad de recepción?, la respuesta está relacionada en buena medida a los materiales con que están construidos, según ha informado un estudio encargado por la reguladora británica de la industria de las telecomunicaciones, Ofcom, y que fue publicado por el diario ingles Telegraph.

La investigación, llevada a cabo en condiciones de laboratorio, fue realizada por la presión, a la que están los operadores móviles, para aumentar la cobertura de sus señales, sobre todo en zonas rurales, donde las torres de antenas están más separados y proporcionan una conexión más débil a la red.

También la investigación encontró smartphones rindiendo por debajo de los estándares internacionales para el rendimiento de la señal de banda ancha móvil.

Se ha informado, en base al estudio, que los smartphones probados en general requieren un mínimo de señal 10 veces más fuerte para realizar o recibir llamadas que el móvil "básico" en la red 2G.


En la red 3G, los "peores" smartphones requieren una señal nueve veces más fuerte que el nivel mínimo recomendado por la GSMA.

Y en la red 4G, los "peores" smartphones requieren una señal siete veces más fuerte que la potencia de la señal recomendada para el envío de datos.

El estudio señala que en redes 2G, los móviles "baratos" fueron mucho mejores a la hora de lograr captar señales débiles de estas redes.

Los resultados han sido sorprendentes y se informa que entre las causas podrían estar los materiales y formatos de los smartphones. La investigación también destaca que la inversión en infraestructura de red es vista como clave para mejorar la cobertura, pero los teléfonos también juegan un papel importante.

Los hallazgos del estudio encargado por Ofcom, darán peso a las afirmaciones que el cambio a los teléfonos inteligentes, "encerrados" en vidrio y metal en lugar de plástico, utilizado habitualmente en los móviles más baratos, ha contribuido a las llamadas se corten cuando más se las necesita.

En fin, a la vista de ésta información, si uno necesita centrarse en las llamadas y mensajes sms, más que del resto de opciones que ofrecen los smartphones, lo mejor que podría hacer es mantener o buscar su viejo móvil no inteligente...o salir a comprarse uno.

Todas las fotografías con Todos los derechos reservados por Jorge S. King© 2004-2015 Absténgase de utilizarlas.

___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.