lunes, 16 de noviembre de 2015

Indignados y mucha ignorancia e hipocresía

Por éstos días se están publicando en algunas redes sociales, ¿a modo de reclamo?, imágenes terribles con víctimas civiles en ámbitos urbanos de Siria. Muchas de esas imágenes son de niños tristemente. Y en general, en esas publicaciones, se quejan por todo lo que se publica en relación a los recientes atentados en Francia.

Es como un "reclamo", a la prensa de todo el Mundo, por "olvidarse" de lo que pasa en Siria y poner énfasis en lo que pasa en Francia.

Pero si se revisa bien, encontrarán que la prensa internacional viene publicando ese tipo de material, con víctimas civiles, de los bombardeos en las ciudades sirias. Muy probablemente muchas imágenes son de personas que han sido bombardeadas por su propio gobierno, cuando atacaron posiciones rebeldes en Alepo y Homs.

Recordemos que la Masacre en Homs de 2012 se produjo durante una operación militar realizada por el Ejército de Siria, durante la Batalla de Homs. En los casi tres meses que duró la ofensiva, el Ejercito sirio fue acusado por la comunidad internacional de ejercer una represión desmedida contra la población civil y de bombardear la ciudad sistemáticamente.

Las pruebas las dieron los reporteros de los medios internacionales y bloggers de todo le mundo que recibían material desde los mismos habitantes sirios. Esas acciones potenciaron las oleadas de refugiados que huyeron de Siria.

Ungarn September 2015
Refugiados en la Estación de Budapest-Keleti
Foto de Rebecca Harms, vista en Wikipedia vía Flickr
Recordemos que la guerra civil en Siria "comenzó con el arresto de un puñado de niños en 2011. Desde entonces, ha estallado la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial" (CNN). 

Según la magnitud de los eventos, éstos "captan" el interés del público, y de alguna manera temporalmente opacan a otros eventos.

Es la "marea" de la información, como por ahí se ha dicho, para de alguna manera graficar la dinámica de las noticias.

Volviendo al "reclamo" en las redes sociales, el problema es que en éstos ámbitos cualquiera publica cualquier cosa haciéndose el indignado, y hay otros, en la misma línea de indignados, que replican, y comparten esas "cualquier cosa", 

Y todos esos indignados ignoran por desinterés que en sus propios países hay miles de pobres, que en esos ámbitos  de miseria, miles no llegan a nacer, otros miles no llegan al primer año de vida y otros miles no llegan al quinto año de vida.

¿Me parece a mi o estoy confundido? pero en general en las redes sociales ni en ese cada vez más importante volumen de cosas que se comparten vía Whatsapp casi nadie se preocupa por las condiciones de sus vecinos pobres del barrio.

Me pregunto, ¿cuantos de esos "indignados", que reparten quejas, se ocupan de sus vecinos con necesidades o ayudan de alguna manera a las organizaciones humanitarias que asisten a los refugiados que están hacinados en campamentos "transitorios" , como Za'atri, en Jordania, o a los miles que deambulan por Europa y son retenidos en fronteras y estaciones de trenes?.

Mucha hipocresía. Si a alguien le va la horma del zapato, no es mi culpa. Recuerde que hay verdades que duelen, pero no son ofensas.

Como dice una canción escocesa, vaya a pensarlo de nuevo.



___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.