miércoles, 21 de octubre de 2015

La webcam, esa ciberespía que tenemos en nuestra casa, que puede estar al servicio de otros.

Éste tema, en éste blog es un tema recurrente, cada tanto se hace necesario recordarlo y/o actualizarlo con nueva información. Realmente sorprende que la mayoría de los usuarios de internet soslayen la importancia que tiene, aún cuando cada vez más se llama la atención con los sucesos de espionaje y acoso que se producen mediante su uso, especialmente con niños y jóvenes.

El inhabilitar la webcam integrada de un equipo portátil, o externa de un equipo de escritorio ya es habitual en la gran mayoría de quienes entienden de ciberseguridad, valoran su privacidad e información asociada. Es probable que esté pasando desde bastante tiempo antes de las muy publicitadas revelaciones de Snowden.

Pero el gran publico en general, aunque conozca del problema, aunque lea noticias relacionadas en los medios cada tanto, no lo hace, ni toma medidas serias para protegerse.

¿Por qué? Difícil de contestar, pienso que no valoran lo suficiente su privacidad, la de los suyos y su información. En gran medida consideran que no corren riesgos. Entran a valorar su privacidad y seguridad recién cuando la pierden, tras un desagradable hecho, que no pocas veces involucra como víctima a un hijo.

En muchos casos la webcam es el elemento que facilita los hechos relacionados al grooming y cyberbullying. Cuando se habla de grooming, se trata del acoso que recibe un niño por parte de un adulto para establecer una relación emocional o sexual.

El cyberbullyng, en tanto, es cuando el acoso lo realiza otro menor. Generalmente se trata de insultos, maltratos, amenazas o humillaciones. Ambos fenómenos se dan tanto en redes sociales como en foros, blogs, o chats. Todo trae siempre desagradables consecuencias para el menor y su familia.

Las webcam, y cualquier cámara conectada a internet (inclusive las de seguridad a las que se accede vía los smartphones), también han servido como elemento de espionaje utilizado por cibercriminales que evalúan todos lo que las imágenes le muestran, el tipo de ámbito en que vive la víctima, sus pertenencias, etc.. Pueden monitorear sus movimientos y horarios. Escuchar sus conversaciones y evaluarlos. Con toda esa "inteligencia" los delincuentes organizan sus golpes.

Por éstos días en Argentina resuena una denuncia de espionaje gubernamental contra jueces, políticos, periodistas y empresarios, pero en realidad desde el escándalo alrededor del llamado “Proyecto X”, cuando Gendarmería Nacional admitió, en 2012, que hacía inteligencia interna sobre dirigentes políticos, no pocos han ido tomando conciencia de cual podría estar siendo la situación en relación al "control" gubernamental sobre los habitantes de ésta Nación.

Tengan en cuenta que cualquier equipo que se conecte a internet y que esté equipado con una cámara puede ser utilizado para realizar ciberespionaje en nuestra contra. Pero también tengan en cuenta que hay formas de resguardarse, la principal en gran medida pasa por la prudencia de como utilizamos ese equipo y la valoración que realicemos de nuestra privacidad e información asociada.

Tapa indiscretos
Foto: "Tapa indiscretos" de Jorge S. King ©Todos los derechos reservados. Visto en Flickr
La foto la publique, en julio de 2010, cuando comenté sobre la nota de Wired: Threat Level de David Kravets, donde se informaba de una denuncia de espionaje a estudiantes de una escuela en los suburbios de Filadelfia. Se utilizaba la webcam incorporada en sus portátiles para espiarlos. Para aquél tiempo se imponía el papelito "Tapa indiscretos".


Todas las fotografías con Todos los derechos reservados por Jorge S. King© 2006-2015 Absténgase de utilizarlas.


___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.