miércoles, 12 de agosto de 2015

Ojo con El Niño, Déjà vu

Recuerdo que en marzo de éste año tuvimos en Argentina cinco provincias con inundaciones, miles de evacuados, ciudades aisladas, ríos desbordados, caminos anegados, servicios básicos interrumpidos, cadenas de pagos cortadas, cosechas y siembras perdidas. En fin un gran daño económico.

Ahora estamos viendo nuevos efectos de El Niño, que mostrará sus travesuras hasta marzo abril del año que viene. Los meteorólogos advierten que todo el litoral del Paraná, la provincia de Santa Fe, norte de la provincia de Buenos Aires y toda la mesopotámia (Misiones, Corrientes y Entre Ríos) podrían estar afectadas de manera severa.

Señalan que los efectos de El Niño serán similares o peores que los del año 1997. Recuerdo ese año ir a y volver de Buenos Aires en avión, viendo la interminable inundación de miles de kilómetros cuadrados. Todo eso fue un gasto, una pérdida económica tremenda para el País.

Roguemos que se estén equivocandos los pronósticos. Roguemos que no vuelva a pasar.

En 1997 y 1998 también cayeron los precios de las commodities que vendemos, un año después cambió el gobierno que tuvo que pagar los platos rotos del anterior, y todos sabemos que pasó dos años después. Éste año habrá cambio de gobierno (independientemente de quien sea) y también tendrá que pagar platos rotos. Pienso que los informes económicos tienen que estar atentos al clima.

Post relacionado:

___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.