jueves, 2 de julio de 2015

Opinión: Crisis griega, escenarios posibles

Tres escenarios para Grecia y la zona euro.
Por Ian Talley, publicado en The Wall Street Journal.

Grecia ha cruzado un umbral que ninguna otra economía avanzada en la historia del Fondo Monetario Internacional había traspasado: caer en cesación de pagos ante el acreedor con mayores derechos del mundo.

Entonces, ¿ahora qué?

Mientras avanza la cuenta regresiva hacia el referéndum de Grecia este domingo que podría determinar el destino del país en la zona euro, analizamos un puñado de escenarios previstos por analistas y economistas.

Todos involucran más penurias para la agobiada economía griega y algunos intimidan más que otros.

Un voto por el “Sí” en el referéndum y un lento camino de regreso a la normalidad

El sorpresivo referéndum anunciado el fin de semana les da a los griegos voz y voto para decir si respaldarán la propuesta de rescate ofrecida por los acreedores o la rechazarán, una votación que los funcionarios de la zona euro están caracterizando como una decisión sobre la continuidad de Grecia en la moneda común.

La incapacidad de Grecia para obtener más financiación de emergencia a medida que vencían las cuentas obligó al gobierno a implementar controles de capital. Aunque la ley marcial financiera impide un colapso total del sistema bancario, también sofoca la actividad económica.

“Los controles de capital podrían, en caso de que se evitan los congelamientos de los depósitos, generar un cambio político, adhesión al programa, y una eventual normalización” de las relaciones con la zona euro, dice Gabriel Sterne, de Oxford Economics.

Jacob Kirkegaard, un investigador sénior del Instituto Peterson para la Economía Internacional, indica que las arduas negociaciones que lleva adelante el gobierno han causado el suficiente daño duradero a la economía griega que podría llevar al fin del liderazgo político del primer ministro, Alexis Tsipras.

Grecia lanzó a última hora del martes una nueva propuesta que no cumplió con las demandas de los acreedores, y Alemania la rechazó con palabras belicosas. La iniciativa es un último intento desesperado por parte de Atenas, o, más probablemente, una jugada política calculada para impulsar el apoyo de los votantes al gobierno y fomentar el sentimiento anti-rescate antes de la votación clave.

“El escenario más optimista desde ahora es que los electores griegos rechacen su irresponsable llamado a votar por en “No” en el referéndum y aprueben el regreso a las negociaciones serias con la troika de acreedores internacionales, devolviendo a Grecia al rebaño europeo”, dice Kirkegaard.

Es probable que los controles de capital de Grecia aún sean extendidos, pero podría formarse un nuevo gobierno que reanudaría las negociaciones con los acreedores. Grecia ahora tendría que aceptar los requisitos de más reformas económicas, pero también podría conseguir un alivio de su deuda y efectivo de emergencia para pagar las próximas cuentas externas e internas.

Grecia podría cumplir su deuda con el FMI y reiniciar su largo y difícil camino a la recuperación.

Grecia aprueba el referéndum, pero eventualmente sale de la zona euro

Grecia podría aprobar el referéndum, pero ya se ha causado demasiado daño y saldría de la zona euro.

“Incluso si el referéndum se aprueba el 5 de julio, no queda claro que eso lleve a un acuerdo rápido sobre un nuevo paquete”, dice Robert Kahn, investigador sénior del Consejo de Relaciones Internacionales. “El gobierno ha rechazado las condiciones sobre la mesa, así que la confianza en que implementen algún acuerdo es baja”, advierte.

Los acreedores probablemente ofrezcan los mismos términos, pero aun si Atenas accediera, tendrían que atravesar el proceso político prolongado de la aprobación parlamentaria en el resto de la zona euro, “sustancialmente elevando los impedimentos políticos para un acuerdo”, sostiene Kahn.

En este escenario, “llevar la situación al extremo da paso a un racionamiento de euros, y probablemente un default”, dice Sterne. “Podría surgir una moneda paralela, que podría durar un tiempo a pesar de ser muy ineficiente para asignar euros escasos”. (Y no tiene que ser el dracma).

Grecia rechaza el referéndum y es obligada a salir de la zona euro

Aunque algunos economistas dicen que una salida del euro podría beneficiar a Grecia, Kirkegaard sostiene que los peligros y dificultades de dar ese paso se subestiman gravemente.

“Las consecuencias serían severas”, dijo Kirkegaard. “El sistema bancario de Grecia colapsaría y el país perdería los beneficios de ser miembro de las instituciones europeas más relevantes económica y financieramente”. / Por Ian Talley, publicado en The Wall Street Journal.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.