viernes, 15 de mayo de 2015

Avanza la TV paga en Argentina

Argentina aportaba a fines de 2014 el 12,8% de los suscriptores de América latina y 13,9% de los ingresos, unos 8,4 millones de suscriptores de TV paga y una penetración del 65,1%. Y para marzo de 2015 más de 550.000 hogares argentinos pagaban por ver cine y series en Internet.

La TV paga
Foto: La TV paga, de Jorge S. King ©Todos los derechos reservados, en Flickr

La TV paga tiene 8,4 M de suscriptores y una penetración del 65%
Publicado por iProfesional.

El cable digital sobrepasó en cantidad de suscriptores a su variante analógica. Recién en 2015 la televisión por Internet conseguiría masa crítica para plantearse como una opción de peso en América latina. La tasa de digitalización en 2018 será del 91%.

La Argentina contaba a fines del año pasado unos 8,4 millones de suscriptores de TV paga y una penetración del 65,1% sobre los hogares con televisor.

Según informó la consultora Dataxis, se trata del mercado con la mayor penetración de la región y el tercero por volumen de mercado.

La Argentina aportaba a fines de 2014 el 12,8% de los suscriptores de América latina y 13,9% de los ingresos. 

El año pasado el mercado de TV paga de América latina acumuló 65,9 millones de suscriptores que equivalen a una penetración del servicio del 39,8% de los hogares con televisor.

Dataxis proyectó que el mercado llegará a 88,1 millones en 2018 y una penetración del 48,7%. Brasil y los DTH de bajo costo alimentan el crecimiento regional.

El 79,5% de los suscriptores de TV paga de la región ya era digital. El indicador está sostenido por el rápido avance del DTH que, desde 2014, es la principal opción de distribución del servicio con casi 51% del total. Y casi un tercio de ese total era prepago.

A la par, en 2014 el cable digital sobrepasó en cantidad de suscriptores a su variante analógica. Dataxis espera que recién en 2015 la IPTV consiga masa crítica para plantearse como una opción de peso en la región.

Conforme la opción digital se convirtió en un producto básico, despejó el espacio para el avance del HD. En 2014 casi 30% de los suscriptores de TV paga contaban con una opción de alta definición. 

La TV paga reportó ingresos por servicio del orden de los 22.270 millones de dólares y se espera que en 2018 se genere un volumen de 28.600 millones. 

El avance de la digitalización de la TV paga derivó en una moderada tendencia a la baja en la cantidad de accesos informal al servicio.

Dataxis estimó que en 2014 había 12 millones de hogares con alguna alternativa de recepción irregular y proyectaba que en 2018 serán 10,4 millones.

A fin de 2014, América Móvil aparecía como el mayor operador del mercado de América latina, con 21,6% de los suscriptores, seguido por DirecTV con 18,4% y Televisa con 14,2%.

De ese modo, 54,2% de los suscriptores de la región estaban en manos de tres operadores. 

Los servicios OTT de video a demanda totalizaron 6,6 millones de cuentas por suscripción y un volumen de negocios de 371 millones de dólares.

Netflix concentraba cerca del 63% de las cuentas. Dataxis proyectaba una continuidad en la rápida expansión del servicio, favorecida por la consolidación de un entorno de competencia.  

Hacia 2018, Dataxis estimaba 20,3 millones de cuentas OTT por suscripción e ingresos por casi 1.300 millones de dólares. / Publicado por iProfesional.--

Más de 550.000 hogares argentinos ya pagan por ver cine y series en Internet
Por Ricardo Braginski, publicado en Clarín.

Un reflejo de los profundos cambios en los consumos culturales que trajo la tecnología.Son contenidos a demanda. 

Otros miles de usuarios acceden por cable. Las compañías ofrecen una suscripción mensual o alquilar cada película o episodio. Y se pueden ver a través de cualquier dispositivo, a toda hora.

Los más memoriosos recordarán el viejo videoclub, aquel lugar a donde uno iba a alquilar películas. Algunos incluso seguirán yendo a los pocos que quedan. Los más chicos ni siquiera saben lo que es: el videoclub les suena tan extraño como un cassette o un “parripollo”. Pero si hay algo que permanece, y atraviesa a todas las generaciones, eso es la pasión por mirar películas y series, que ahora se renueva de la mano de la tecnología.

Más de 550.000 hogares en el país ya pagan para ver televisión online, de acuerdo al último trabajo de la consultora especializada Dataxis, al que tuvo acceso Clarín en forma exclusiva. A un promedio de entre 2 y 3 usuarios por cuenta, se puede estimar que son más de 1.300.000 los argentinos que deciden ver la tele y su programa favorito en el momento que ellos quieren, y no necesariamente en la pantalla de un televisor: cada vez se ve más en tabletas y celulares.

La cantidad de televidentes online sumarían, así, unos 13 puntos de rating, y estaría apenas por debajo de los dos programas más vistos en estos momentos: “Las mil y una noches” (unos 19 puntos) y “Rastros de mentiras” (más de 13).

Todo comenzó hace unos cinco años cuando la conexión a Internet de banda ancha se hizo realmente ancha, y la gente empezó a ver en sus casas videos online sin que se entrecortaran. Entonces surgió YouTube con toda la fuerza: fue el primer servicio masivo de videos online. Pero YouTube solo ofrecía videos caseros y no tenía el atractivo de los tanques de Holloywood.

Eso fue precisamente lo que salieron a ofrecer los servicios de películas y series online pagos, entre los cuales Netflix es, hoy, el más conocido y usado en nuestro país. Según Dataxis, el 45,2% de los usuarios argentinos de servicios de video pagos prefieren a Netflix, le sigue Arnet Play (con el 34%) y On Video, con el 17%. También Cablevisión ofrece tevé “a la carta”, a través del cable y de Internet.

El resto son servicios más chicos y muchos de ellos temáticos, que están creciendo mucho en la Argentina. Se destacan Crunchy Roll (animé japonés, para el público infantil), así como Viki y DramaFever (televisión coreana).

“Esto recién empieza y va a seguir creciendo. Netflix, que es una empresa estadounidense con escala regional, se transformó en el gran competidor, al que todos tratarán de complementar con contenido específico, que ellos no pueden cubrir. Los contenidos que más prometen son los infantiles y los deportivos”, dice a Clarín Carlos Blanco, director de análisis de mercado de Dataxis.

Los servicios de películas online pagos se basan en la tecnología de streaming, que permite transmitir gran cantidad de contenido en audio y video, a través de Internet, en tiempo real. Ponen a disposición del público película y series que, por lo general, ya fueron estrenados uno o dos años atrás.

Netflix es el más usado en nuestro país. El contenido puede verse en cualquier dispositivo, tanto en los televisores conectados a Internet, como en PC, tabletas o celulares inteligentes. La contra es que se paga con tarjeta de crédito y en dólares: us$ 7,99 por mes.

On Video es de Telefónica y está abierto a todo el mundo que quiera suscribirse, a $80 mensuales. Gustavo Castro, jefe del servicio de On Video, cuenta a Clarín que lo que más se ve es el contenido familiar e infantil. “Disney la rompe”, dice.

El Grupo Telecom, por su parte, construyó dos servicios de streaming exclusivos para sus clientes. Play Video, para los de Personal y Arnet Play, para los de Arnet. Los precios van desde $9,99 hasta $60 según la modalidad de contratación. Voceros de Telecom dijeron a Clarín que el 60% de los usuarios son hombres y un 30% jóvenes.

Cablevisión, por su parte, tiene una amplia oferta de películas, series y programas de tevé tanto desde el cable como por Internet. Los usuarios de Cablevisión HD y Cablevisión Max HD pueden acceder a On Demand, que ofrece el contenido bajo diversas modalidades: gratuitas, alquiler y por pack.

También ofrece el servicio de streaming Cablevisión Play. Funciona desde la Web con señales como HBO, FOX, FOX+, FOX Sports, Cartoon Network, TyC Sports, ESPN, Space, TNT, entre otros.

“Desde Cablevisión identificamos este fenómeno de cambio en las formas de consumir contenido y desarrollamos un producto que integra los contenidos de la TV ya disponibles online en un único sitio”, explica Gonzalo Hita, gerente Comercial de Cablevisión.

El videoclub sigue más vigente que nunca, sólo que ahora a un par de clics de distancia.

---------------

Planes y precios

Los servicios de videos “a la carta” ofrecen sus contenidos bajo dos modalidades: por suscripción (hay semanales y mensuales) y transaccional (se paga cada vez que se “alquila” una serie o película). Netflix tiene suscripción mensual de us$7,99 (en esa moneda) y sirve para 2 equipos en simultáneo. Cablevisión On Demand es un servicios para los usuarios de Cablevisión HD y Cablevisión Max HD: deben pagar cada película que adquieren. La suscripción mensual de On Video cuesta $80, los estrenos se pagan entre $15 y $18. Play Video es para clientes de Personal: $9,99 por semana y contenido de $10 a $13. Arnet Play es para clientes de Arnet: cuesta $60 por mes.

----------------

Todo el contenido en cualquier equipo

La gran “magia” de la televisión online es que para verla no se requiere, necesariamente, de un televisor. Cualquier dispositivo conectado a Internet es bueno para ver las series y películas, en cualquier lugar. Si es un televisor, éste deberá ser SmartTV o estar conectado a uno de los múltiples dispositivos de conexión (como el Apple TV o el Chromecast, de Google) que transforman un televisor convencional en “inteligente”. Obviamente, también se puede ver tele online desde la computadora. Y, lo que más está “pegando” ahora es verla, tirado en el sillón o en la cama, desde la tablet o el smartphone. Casi todos los servicios ya tienen su aplicación en Android y para equipos de Apple. / Por Ricardo Braginski, publicado en Clarín.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.