viernes, 3 de abril de 2015

Recuperan módulo de registros del Vuelo 9525 de Germanwings, señalan que se habría acelerado en el descenso.

La noticias informan del hallazgo del módulo de memoria de la flight data recorder (FDR), que graba los datos de los instrumentos de vuelo, que era intensamente buscado desde que los rescatistas e investigadores llegaron al lugar del impacto del Airbus A320-211, registrado como D-AIPX, del Vuelo 9525 de Germanwings.

La Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA en sus siglas en francés), publicó en su website un comunicado y fotografías del módulo de memoria de la flight data recorder (FDR).


BEA FDR del Vuelo 9525 de Germanwings
Foto del módulo de memoria de la flight data recorder (FDR) publicado por la BEA
En el comunicado, la BEA señala que "la lectura inicial muestra que el piloto presente en la cabina del piloto utilizó el piloto automático para poner el avión en un descenso hacia una altitud de 100 ft, entonces, en varias ocasiones durante el descenso, el piloto modificó la configuración del piloto automático para aumentar la velocidad del avión en descenso". La BEA también señala que continúa con la investigación de los registros de la flight data recorder (FDR).--
---.---

Copiloto aceleró mientras avión de Germanwings caía: investigadores
Por Tim Hepher y Leigh Thomas, publicado por Reuters.

PARÍS (Reuters) - El copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes aceleró la nave antes de impactar contra la montaña matando a las 150 personas a bordo, según investigadores franceses.

La oficina francesa de investigación de accidentes, BEA, dijo el viernes que aún estaba reconstruyendo lo que ocurrió en el vuelo, pero un escalofriante nuevo detalle de una segunda caja negra parecía corroborar la tesis de los fiscales de que el copiloto actuó deliberadamente.

"Una primera lectura muestra que el piloto en la cabina usó el piloto automático para poner al avión en descenso desde una altitud de 100 pies", dijo la BEA en un comunicado.

"Luego, el piloto modificó varias veces el piloto automático para aumentar la velocidad mientras el avión descendía", añadió.

Los datos fueron extraídos de una grabadora de vuelo quemada y muy dañada hallada el jueves en el lugar del accidente.

Limitándose a una lectura factual de la información inicial, la BEA no especuló sobre cuál piloto habría ingresado los comandos en el piloto automático, una consola con una sola serie de botones ubicada en medio de ambos.

Tampoco estaba claro de inmediato si el copiloto estaba acelerando deliberadamente el avión hacia la montaña o cambiando la velocidad debido a la altitud, que afecta la forma en que se mide la velocidad en la cabina.

Pero las acciones detalladas por la BEA parecen confirmar la tesis descrita por los fiscales de un comportamiento metódico y controlado mientras el avión se precipitaba a tierra.

ANALIZANDO INFORMACIÓN

Los fiscales habían dicho que la grabación de audio de la primera caja negra sugería que el copiloto de 27 años Andreas Lubitz se encerró, dejó al capitán afuera de la cabina y estrelló el avión contra los Alpes franceses.

Los datos de la grabación del vuelo contienen una detallada lectura de cientos de parámetros, que incluyen los comandos hechos desde el asiento del copiloto en el vuelo de Germanwings con destino a Düsseldorf.

También mostraría datos de los comandos compartidos como la unidad de control de vuelo, que envía órdenes al piloto automático, y muestra movimientos de los asientos de los pilotos que confirmarían cuál de ellos permaneció en los controles mientras el otro dejó la cabina.

La BEA tiene ahora la tarea de sincronizar la información con las grabaciones de la cabina y lecturas de radar, un proceso que podría tomar varias semanas. La agencia no dijo si pudo descargar todos los datos intactos.

Los motivos de Lubitz siguen siendo un misterio, pero las autoridades han descubierto creciente evidencia de que había investigado sobre suicidios antes del vuelo.

Fiscales alemanes dijeron el jueves que Lubitz había hecho búsquedas en internet sobre el tema días antes del accidente, como información sobre las puertas de las cabinas y precauciones de seguridad.

Como parte de la investigación, fiscales alemanes registraron las oficinas de cinco médicos a los que Lubitz acudió en busca de ayuda, informó la revista Der Spiegel el viernes. / Por Tim Hepher y Leigh Thomas, publicado por Reuters. (Editado en español por Lucila Sigal/Gabriela Donoso/Patricia Avila).--

Post relacionados

2 comentarios:

  1. Jorge, buenas noches y - sobre el final - Felices Pascuas!
    El drama de German Wings es demasiado complicado para hacer observaciones sueltas, pero quisiera compartir contigo un pensamiento que tuve. Es que no conozco mucha gente con quien podría comentarlo. En relación con el "secreto médico" sobre datos de estas características - que pueden poner en peligro la vida de (muchas o pocas) personas: ¿no es hora de pensar en construir algún mecanismo que les releve a los médicos? - Cordialmente,
    Federico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices Pascuas Federico. Es un tema delicado, seguramente se podría desarrollar un sistema que evalúe la aptitud psicofísica del piloto y pueda definir si está en condiciones plenas de pilotar, pero necesariamente deberá estar, éste sistema, avalado por facultativos médicos, como en general establecen todas la normativas.

      Mucho de ésta situación seguramente está pesando en apoyo a quienes evalúan no tener pilotos humanos en los cockpit (cabinas) y dejarlo en manos de sistemas autónomos controlados a remoto desde Tierra, como los UAV (unmanned aerial vehicle), y los UAS (Unmanned Aircraft Systems).

      Muchas gracias por el comentario. Saludos cordiales.

      Eliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.