miércoles, 25 de marzo de 2015

Sobre el accidente del vuelo 9525 de Germanwings

El Airbus A320-211, registrado como D-AIPX, desapareció de los radares a las 10:39, cuando se encontraba a una altitud de 6.800 pies sobre el departamento de Alpes de Alta Provenza, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul.

Los datos de telemetría indicaron que, antes de desaparecer del radar, el A320 habría comenzado a descender a las 10:31 y habría perdido más de 13.000 pies de altitud en cuatro minutos. En un principio se pensaba que los pilotos habían emitido una señal de emergencia a las 10:47, cuando el avión se encontraba a una altitud de 5.000 pies y en una situación anormal, pero en realidad fue enviada por los controladores.

Se ha informado que los intentos de los encargados en el control del tráfico aéreo para contactar con el vuelo en el enlace de radio frecuencia de radio asignada no fueron contestadas.

La Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA en sus siglas en francés) abrió una investigación sobre el accidente, junto con sus homólogos de la Bundesstelle für Flugunfalluntersuchung (BFU, Q).

Según la BEA, a las 10:30 CET, los pilotos confirmaron instrucciones de control del tráfico aéreo francés. A las 10: 31.02 CET, después de cruzar la costa francesa cerca de Toulon, el avión hizo una corrección de curso leve, dejó su altitud de crucero asignado y sin la aprobación comenzó un descenso en línea recta rápida. El radar registró una tasa de descenso promedio de aproximadamente 17,8 metros por segundo (3500 pies por minuto).

Se ha informado que un avión militar francés Mirage fue enviado de la base aérea de Orange para interceptar el avión después de que éste respondió al control de tráfico.

El análisis de datos infiere que la velocidad del avión se redujo ligeramente durante el descenso, reduciendo 480-428 kn (889-793 km / h; 552 a 493 mph). El contacto por radar se perdió en 10: 40.47 CET; en el momento, el avión volaba a una altitud de 6.175 pies (1.882 m).

Los trabajadores de rescate han recuperado una de las dos grabadoras de registros, la cockpit voice recorder (CVR) que graba las conversaciones de cabina, y en éste día se informó del hallazgo de la que graba los datos de los instrumentos de vuelo, la flight data recorder (FDR),  severamente dañada y faltando a su módulo de memoria, que sigue siendo buscado.

La grabadora CVR encontrada fue dañada en el accidente, pero se informa que ésta en una condición "utilizable". Su registro está siendo examinado por el equipo de investigación, y tomará un tiempo comprender plenamente que es lo que se dice en la grabación de voz.

Según ha informado Reuters, "los investigadores extrajeron las grabaciones de voz de la cabina de una de las cajas negras del Airbus alemán que se estrelló en los Alpes y esperan tener una transcripción del contenido en los próximos días".

Al momento se desconocen las causas del accidente y se barajaron diversas suposiciones. Se descartó que hayan influido las condiciones meteorológicas, que eran favorables. Los primeros indicios no revelan el motivo de la rápida pérdida de altitud del aparato.

En la tarde de hoy la BEA realizó una conferencia de prensa y publicó fotografías de la CVR en un comunicado en su website.

Según un experto consultado por BBC, "es prematuro tratar de interpretar por qué el avión empezó a descender y por qué no respondió a los llamados de los controladores aéreos. Sin embargo, el experto dijo que debido a que los restos del avión no cayeron en una zona muy amplia, sí se puede asumir que estaba intacto cuando chocó y no explotó en el aire".

"La aeronave accidentada era un Airbus A320-211, registrado como D-AIPX, que realizó su primer vuelo para Lufthansa el 29 de noviembre de 1990. Fue entregada a Germanwings en 2003, devuelta a Lufthansa en 2004 y re-entregada a Germanwings el 31 de enero de 2014.9 En el momento del accidente la aeronave tenía 24 años y 4 meses" (Wikipedia).

Avión implicado en el accidente, despegando en el aeropuerto de Barcelona-El Prat (2014). Visto en Wikipedia
Foto de SEBASTIEN MORTIER (CC) Algunos derechos reservados
En relación al tema, les recomiendo leer un interesante post de hipertextual, con opiniones del piloto profesional, Joan de Batllé, autor del blog Landing Short:

Actualización 21:29

El diario The New York Times ha informado, en base a lo señalado por "un oficial militar de alto rango involucrado en la investigación", que el análisis de la grabación de voces recuperada de la  cockpit voice recorder (CVR), evidenciaría que "un piloto salió de la cabina antes del descenso del avión y no pudo volver a entrar".

Según el artículo del diario The New York Times, el informante indicó que en la grabación se puede oír el intento de ingresar a la cabina por el piloto que había salido, y en ningún momento habría habido respuesta por parte del piloto que quedó dentro de la cabina. También señala que "mientras el audio parecía dar una idea de las circunstancias que condujeron a la caída de Germanwings, también dejó muchas preguntas sin respuesta".

"Los datos de la grabadora de voz parece sólo profundizar el misterio que rodea al accidente y no proporciona ninguna indicación de la condición o actividad del piloto que se quedó en la cabina".

Nota fuente:

2 comentarios:

  1. INFOBAE PUBLICÓ AYER QUE LA PRIMERA CAJA NEGRA ESTABA DAÑADA. HOY BORRÓ LA NOTICIA DE SU SITIO WEB. POCO SERIO...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente Hugo, poco serio en éste caso. Es cierto que la cockpit voice recorder (CVR) estaba dañada, y de manera notable, da una idea de la magnitud del impacto del avión. Pero el módulo con la memoria resistió como para permitir que el registro pueda ser utilizado.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.