martes, 24 de febrero de 2015

La enorme influencia de China sobre los mercados de leche

"Otros ganaderos en China han estado dejando de lado la producción de leche y han reducido la cantidad de vacas, conforme un auge en el sector de lácteos se ha convertido en una crisis en sólo tres años. El impacto también se está sintiendo más allá de China, particularmente en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, donde los productores de leche se preparan este año para una guerra de precios, vacadas más reducidas y menores ingresos. El banco central de Nueva Zelanda afirma que la caída de los precios de los lácteos es uno de los mayores riesgos económicos para el país, que es un gran exportador de leche". Por Chuin-Wei Yap, publicado en The Wall Street Journal.--

Los gigantes chinos cambian el paisaje lechero de Nueva Zelanda.
"La destrucción del idilio rural de los Graham refleja la perturbadora fuerza de China que ahora se propaga en Nueva Zelanda. El creciente pero imprevisible apetito chino por la leche y otros productos lácteos, combinado con un repentino aumento de la inversión china en plantas lácteas, terrenos rurales y bienes raíces, está sacudiendo la forma de vida tradicionalmente plácida de esta región. Otros pequeños países de Asia-Pacífico también podrían sentir los perturbadores efectos de su desigualdad de tamaño con China. No obstante, una combinación única de factores demográficos y geográficos magnifica el impacto sobre Nueva Zelanda". Por Andrew Browne, publicado en The Wall Street Journal.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.