viernes, 16 de enero de 2015

Leonard Kleinroc comentó sobre la muerte de la intimidad en Internet.

Considerado uno de los padres de Internet, el ingeniero estadounidense Leonard Kleinroc habló de los hackeos, la piratería y la ciberguerra, "muestran ese lado oscuro de Internet que ha emergido últimamente y que crecerá en el futuro", dijo.

En una entrevista con El País, Kleinroc se refirió a la ciberguerra entre Estados Unidos y Corea y los sucesivos ataques y hackeos a instituciones públicas como ejemplos de una tendencia negativa.

"En su mayor parte, nuestra privacidad se ha terminado y es casi imposible recuperarla", sentencia Kleinroc. Es más, cree que los culpables en realidad somos todos: "La dimos voluntariamente, al menos en pequeñas fracciones, a lo largo del camino". Kleinroc cree además que la gente es "inconsciente de hasta que punto organizaciones y grupos de individuos explotan sus datos para sus intereses".
Otra de las sombras sobre esa red que le debe parcialmente su paternidad es la ciberguerra. El robo de datos de una gran empresa como Sony y el cruce de sables y amenazas posterior entre Estados Unidos y Corea del Norte. Kleinroc tampoco es optimista en cómo se presenta el panorama a medio y largo plazo. "Continuará [la ciberguerra]. El ataque de ayer [a las redes sociales del Centro de Defensa de Estados Unidos] es un síntoma de una tendencia creciente: el uso de Internet por intereses políticos y de grupos de individuos. Y esto es muy inquietante".
Publicado por EL PAÍS.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.