martes, 16 de diciembre de 2014

Caída histórica para el Rublo ruso ensombrece más la economía de Rusia.

El rublo cae pese a una fuerte alza de las tasas.
Por Andrey Ostroukh, Alexander Kolyandr y Chiara Albanese, para The Wall Street Journal.

MOSCÚ— El vapuleado rublo volvió a tocar un mínimo histórico frente al dólar el martes, cuando los inversionistas se convencieron aún más de que la sorpresiva decisión que tomó el banco central de Rusia de subir las tasas de interés a 17% a última hora de lunes no sería suficiente para aliviar la presión que soporta la moneda debido a los precios del petróleo en baja y las sanciones occidentales.

Para primera hora de la tarde el martes en Moscú, el rublo había caído marcadamente, a 80 por dólar, un mínimo récord y una caída de 35% desde los niveles del inicio de la jornada, cuando tuvo una breve alza. Para las 7:45 p.m. de Moscú, el dólar cotizaba a unos 68 rublos.

En un intento por poner fin a la fuerte depreciación del rublo, el banco central ruso aumentó su tipo de interés de referencia a 17% desde 10,5%. En un comunicado publicado tras la medianoche en Moscú, el Banco de Rusia dijo también que había subido su tasa de interés de recompra a 18% desde 11,5%. También aumentó el volumen de divisas que ofrece a los bancos en las subastas repo a US$5.000 millones desde US$1.500 millones.

El lunes, el banco había recibido críticas por no actuar cuando el rublo perdió más de una décima parte de su valor frente al dólar en la que fue su mayor depreciación diaria en más de una década. El banco había subido el jueves la tasa de interés en 100 puntos básicos, lo que no logró poner fin a la depreciación del rublo.

“En una situación así, el banco central de un mercado emergente debe ‘quebrar’ al mercado, al también vender dólares”, dijo Luis Costa, analista de mercados emergentes de Citigroup, en una nota interna. “El banco central volvió a evitar vender dólares en gran cantidad, en un momento crucial para reafirmar sus políticas monetaria y cambiara. Este es esencialmente el motivo por el que el aumento de tasas no funcionó”.

En su comunicado, el banco central dijo que decidió incrementar el tipo básico en 650 puntos básicos porque debe “limitar los riesgos de devaluación e inflación, que han aumentado mucho” recientemente.

En otro comunicado, el banco señaló que había subido el tipo de interés para los créditos para proyectos de infraestructuras a 9%, 800 puntos básicos por debajo del tipo de interés de referencia.

La depreciación del rublo el lunes —la mayor en un sólo día desde 1999— lleva la caída de la moneda desde principios de año a casi 50% y a más de 20% sólo este mes. El banco central ruso dijo que la economía del país podría contraerse hasta 4,7% el próximo año si el petróleo registra un precio medio de US$60 por barril, no muy por debajo del actual precio del Brent, la referencia mundial.

Corredores sostuvieron que aún no había indicaciones de que el banco central fuera a intervenir con ventas de moneda extranjera, aun cuando el dólar rondó brevemente el nivel récord de 80 rublos. Una mayor caída de los precios del crudo el martes también perjudicó a la moneda rusa y a otros mercados financieros de ese país.

En una entrevista con la televisión estatal que salió al aire al mediodía, la presidenta del banco central Elvira Nabiullina indicó que el mercado necesitaría tiempo para estabilizarse luego del aumento de tasas y desestimó propuestas realizadas por algunos parlamentarios que pedían que el gobierno impusiera controles de capital.

Posteriormente, el vicepresidente Sergei Shvetsov calificó la situación de “crítica”, según la agencia de noticias Interfax. “Muchos de los participantes (del mercado) están en una situación seria debido a estos eventos”.

“La elección que hizo en banco central (de elevar las tasas) estuvo entre muy mala y muy, muy mala”, dijo, y agregó que la entidad podría tomar más medidas para estabilizar el mercado.

Economistas advirtieron que el banco central parecía estar perdiendo control del mercado y podría no tener más alternativa que restringir las operaciones. “Los controles de capital como medida de política no pueden descartarse ahora”, dijo Costa, de Citigroup. / Por Andrey Ostroukh, Alexander Kolyandr y Chiara Albanese, para The Wall Street Journal. Ben Edwards en Londres, y Asa Fitch y Summer Said en Doha contribuyeron a este artículo.--
---.---

Martes negro en Rusia: el rublo cayó un 20% y se desplomó la bolsa de Moscú.
Publicado por La Nación / Agencias Reuters, EFE y AFP.

La divisa rusa llegó a cotizar a 80 unidades por dólar y 100 por euro, pese a la radical intervención del banco central de ayer, tras la peor caída de la moneda desde 1998; el banco central calificó de "crítica" a la situación.

MOSCÚ.- El rublo ruso volvió a registrar hoy un dramático mínimo histórico pese a la radical intervención del banco central de Rusia, y a la espera de una respuesta del presidente Vladimir Putin a una crisis que adquiere tintes dramáticos.

El desplome de la moneda rusa se llegó a caer hasta el 20%, hundiéndose a un nivel inédito de 100 rublos por euro y 80 rublos por dólar, a mitad de la jornada.

Finalmente, a las 5.17 hora local (11.15 en la Argentina) estaba a 72,9 rublos por cada dólar, mientras los rusos se desesperaban por convertir su dinero en dólares en medio de la preocupación de que el gobierno implemente controles de divisas para frenar las salidas.

El rublo ya había perdido ayer el 10 % de su valor, y en lo que va de año, tras el derrumbe de este "martes negro", ya se ha depreciado un 60 %.

Por su parte, el índice RTS de la Bolsa de Moscú se desplomaba 17% y operaba en un mínimo desde marzo de 2009.

"La situación es crítica. Incluso en las peores pesadillas no podríamos imaginar hace un año lo que está pasando ahora", declaró el número dos del banco central, Sergei Chvetsov, citado por Interfax. "Tras la decisión de elevar la principal tasa de interés, seguirán otras medidas del banco central" añadió.

La moneda rusa inició la sesión con un alza de un 9 por ciento contra el dólar luego del anuncio del banco central de ayer, pero rápidamente revirtió su avance y cayó cerca hasta un 19%, cuando cotizaba a 80,1 dólares.

El banco central de Rusia decidió ayer elevar su tasa de interés referencial a un 17 por ciento desde un 10,5 por ciento, después de que el rublo se hundiera cerca de un 10 por ciento, su peor caída desde la crisis financiera del país, en 1998.

El Banco Central explicó esta madrugada que la subida de los tipos de interés se hizo en un intento de frenar la inflación y el desplome de la moneda provocados, en parte, por la drástica caída de los precios del petróleo.

En tanto, el Banco Central fijó la cotización oficial del rublo para mañana en 61,1512 rublos por dólar y 76,1516 rublos por euro, después de caer el 4,59 por ciento ante la moneda estadounidense y el 4,58 por ciento frente a la divisa europea.

Las cotizaciones oficiales anteriores eran de 58,3461 rublos por dólar y 72,6642 rublos por euro.

ESPECULADORES

El presidente ruso, Vladimir Putin , responsabiliza a los especuladores y a Occidente por la caída en los precios del petróleo y por la depreciación del rublo.

La crisis económica de Rusia se produce en un contexto de gran tensión política con Occidente, que le impuso sanciones por el rol de Moscú en la crisis ucraniana. Además, la economía ruso está en riesgo de entrar en recesión el año próximo, según las propias estimaciones oficiales. El Ministerio de Economía ruso ya advirtió la semana pasada de que el producto interior bruto (PIB) nacional se contraerá un 0,8 por ciento el próximo año.

Las duras sanciones económicas occidentales contra Rusia adoptadas desde la anexión de Crimea, y el derrumbe de los precios del petróleo --que genera la mitad de los ingresos del país-- son dos de las principales causas de la grave crisis financiera y económica rusa.

La debilidad de la moneda es una fuerte prueba para Putin, cuya popularidad se apoya en ofrecer estabilidad y prosperidad además de su línea dura en la crisis ucraniana.

En 1998, el rublo se desplomó en cuestión de días, lo que llevó a Rusia al default.

EL PETRÓLEO, GOLPEADO

El derrumbe del rublo, junto a la caída de la producción manufacturera china y otras sombras sobre la economía hicieron que el barril de petróleo Brent se situara hoy por debajo de los 60 dólares por primera vez en más de 5 años, lo que significaría una contracción de la economía rusa de hasta el 4,7 %, según los cálculos del Banco Central.

Hacia las 8 GMT (5 en la Argentina), el barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cotizaba a 59,85 dólares en el Intercontinental Exchange de Londres, una caída de 1,21 dólares respeto al cierre del lunes.

El otro barril de referencia, el "light sweet crude" (WTI), para entrega en enero, se cotizaba a 55,02 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), en baja de 0,89 dólares con relación al cierre del lunes. / Publicado por La Nación / Agencias Reuters, EFE y AFP.--

2 comentarios:

  1. esta nueva crisis Jorge no solo ensombrece la economía rusa, sino la mundial. acordate como nos fue luego de la crisis rusa de 1998 debido al efecto dominó que produjo...

    ResponderEliminar
  2. Así es Hugo, fue bastante dura. De hecho ésta nueva situación que se plantea con la caída del precio del crudo, ya está afectando de manera notable a muchos de los países señalados como "emergentes".
    Parece que la cosa se va a poner "densa".

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.