martes, 25 de noviembre de 2014

Los famosos empleados “influenciadores”, los preferidos por las empresas

Comida, café y deportes: las palabras mágicas que le pueden ayudar a salvar su empleo
Por Rachel Emma Silverman para The Wall Street Journal.

Le importe o no quién ganó el clásico, envíele un e-mail a un compañero hablando del fin de semana deportivo. Podría salvarle su empleo.

Los empleados que enviaron mensajes a sus colegas sobre temas como los deportes o la comida tenían muchas más probabilidades de mantener sus trabajos durante las rondas de despidos de las compañías, según una investigación reciente de la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

La profesora adjunta de Wharton Lynn Wu estudió dos años de comunicaciones electrónicas, tales como correos electrónicos, mensajes instantáneos y eventos en calendarios, de 8.037 trabajadores de una consultora global de tecnología de la información. Empleando un análisis de lenguaje, clasificó las comunicaciones en varias categorías, incluyendo una social, caracterizada por términos sobre comida, deportes y otros temas de conversación en la oficina.

Al analizar los datos, halló que los trabajadores que utilizaron términos como “almuerzo”, “café” o “béisbol” eran más propensos a mantener su trabajo. Este tipo de socialización resultó ser un mejor indicador de retención de empleos que la cantidad de dinero que los trabajadores generaron en la empresa.

Los conversadores no necesariamente aportaron los mayores ingresos, descubrió Wu, pero sus jefes de todas formas los consideraron valiosos.

“Hay algo intangible que el empleado está ofreciendo”, que no se puede medir sólo por ingresos, apuntó Wu.

Algunas empresas se esfuerzan por identificar a los famosos “influenciadores”: empleados que tienen buenas relaciones con los colegas de sus departamentos al igual que con los de otras divisiones. Los jefes indican que los influenciadores benefician a la empresa al recopilar o difundir información importante, o al ayudar a otros a encontrar a la persona precisa en el momento preciso. / Por Rachel Emma Silverman para The Wall Street Journal.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.