viernes, 19 de septiembre de 2014

¿Recuerdan The Minority Report? algo parecido estaría a la vuelta de la esquina

"Un estudio arroja efectividad de casi 70% en la prevención de delitos. Prevenir crímenes antes que se cometan es algo que nos enseñó Philip K. Dick en The Minority Report y durante muchos años las fuerzas policiales han buscado un modo de aplicarlo. Si bien estamos lejos de tener mutantes que adivinen el futuro, una forma más terrorífica podría ayudar a que la visión de Dick se vuelva realidad: minería de datos telefónicos". Por Luis Miranda para FayerWayer.-

Más conocida en ingles, "data mining", la minería de datos o exploración de datos (es la etapa de análisis de "Knowledge Discovery in Databases" o KDD) es un campo de las ciencias de la computación referido al proceso que intenta descubrir patrones en grandes volúmenes de conjuntos de datos.

Ya empresas de retail, finanzas, entretenimiento y telecomunicaciones se internan en el "universo" de estas herramientas apuntadas a predecir comportamientos, bajas de usuarios, posibles fraudes, etc..

Básicamente, la minería de datos tiene por propósito procesar datos de un dominio para encontrar patrones de comportamiento útiles para la toma de decisiones.  Es muy utilizada en los negocios, y los que están "metidos"  en éste apasionante tema, cada tanto, con sorpresa comentan que han sacado la nariz de un medio y se han introducido en otro totalmente nuevo, abriendo nuevas posibilidades de conocimiento, entendimiento y desarrollo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.