martes, 5 de agosto de 2014

Visita un website incorrecto, y el FBI podría llegar legalmente a tu computadora

Informan que al FBI, la justicia lo autoriza usar spyware para rastrear a usuarios de la red TOR. Desde hace ya unos cuantos días hace se difundía, por los medios especializados, la novedad que la red The Onion Router TOR no era tan privada como se creía.

Wired, en su sección Threat Level, ha publicado un interesante artículo donde se informa que durante los últimos dos años, el FBI ha estado experimentando en silencio con hacks no autorizadas como una solución a uno de los más espinosos problemas de Internet para hacer cumplir la ley: cómo identificar y procesar a los usuarios de los sitios web de criminales que se esconden tras el poderoso sistema de anonimato TOR.

The Onion Router TOR es una red de comunicaciones superpuesta a Internet que permite intercambiar mensajes entre sus usuarios sin que se revele la dirección IP. Hasta hace poco se pensaba que no era posible rastrear la ubicación ni la autoría de los usuarios que establecían las comunicaciones. 

El gran tema es que además de utilizarse por personas deseosas de privacidad, que no quieren hacer pública su navegación, la red TOR ha estado sirviendo en muchas ocasiones como una herramienta para acceder al Deep Web y cometer cualquier tipo de delitos y fechorías, desde el comercio de productos ilegales, hasta las comunicaciones entre terroristas.

FBI Cyber Crime webpage
Captura de pantalla de la página sobre Cyber Crime en el website del FBI
Se informa que el FBI cuenta en Estados Unidos, con respaldo legal, las herramientas informáticas para tratar de poner fin a esas actividades ilegales.

A la técnica adoptada por el FBI los expertos en seguridad llaman un "drive-by download", un hacker se infiltra en un website de alto tráfico y luego subvierte el mismo con software afectando a cada visitante. Es una de las herramientas más poderosas en el arsenal de sombrero negro, capaz de entregar miles de nuevas víctimas en las garras de un 'hacker en cuestión de minutos. El detalle es que éste hacker tiene una insignia y trabaja para la justicia.

La nota de Wired señala que el uso del malware, por el FBI, no es nuevo. La oficina llama al método una NIT, de "network investigative technique", técnica de investigación de la red (en criollo básico), y lo ha estado usando por lo menos desde 2002 en casos que van desde la piratería informática, amenazas, y pornografía infantil hasta casos de extorsión. 

Dependiendo de la implementación, un NIT puede ser un programa de puerta trasera con todas las funciones, que le da al gobierno el acceso a sus archivos, la ubicación, historial web y cámara web durante un mes a la vez, o un mechón delgado, fugaz de código que envía al FBI el nombre y dirección de la computadora, y luego se evapora.

En el caso de TOR, la nota de Wired informa que el FBI debutó con "solución" en 2012, en una investigación denominada "Operación Torpedo", cuyos contornos apenas ahora se hacen visible a través de documentos de la corte.

La Operación Torpedo se inició con una investigación en los Países Bajos en agosto de 2011. Agentes de la National High Tech Crime Unit of the Netherlands NHTCU (Unidad Nacional de Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional de los Países Bajos) habían decidido tomar medidas enérgicas contra la pornografía infantil en Internet, según una declaración jurada del FBI. A tal efecto, escribieron un rastreador web que recorrió la Red Oscura, recogiendo todas las direcciones de la cebolla TOR que encontraron.

Los agentes NHTCU visitaron sistemáticamente cada uno de los sitios e hicieron una lista de los que se dedican a la pornografía infantil. Luego, armado con una orden de registro del Tribunal de Rotterdam, los agentes se dispusieron a determinar dónde se encontraban los sitios.

Con 14 de los sospechosos que se dirigían a juicio, el FBI se vio obligado a defender el uso de la descarga dirigida por primera vez. Los abogados defensores han pedido al tribunal de Nebraska las pruebas del software espía, con el argumento de que la oficina ocultó su uso más allá del período de suspensión de 30 días permitido en la orden de allanamiento.

Pero la semana pasada un juez de EE.UU. rechazó la petición de la defensa, y cualquier insinuación de que el gobierno haya actuado de mala fe.

Se informa que algunos usuarios ven la aplicación de éstas técnicas de seguimiento e identificación de sospechosos como un quebrantamiento de los derechos de privacidad. El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha comenzado a recibir multitud de demandas en este sentido de ciudadanos que afirman que el FBI ha violado la privacidad de los internautas. Pero la oficina se defiende alegando que este tipo de herramientas son utilizadas en ocasiones donde no existe otra alternativa.

Notas relacionada:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.