lunes, 16 de junio de 2014

EE. UU. contempla conversar con Iran para apoyar al Gobierno iraquí en lucha contra los insurgentes del ISIS

EEUU considera acción conjunta con Irán contra insurgentes en Irak
Por Ziad y Al-Sanjary y Lesley Wroughton para Reuters.

MOSUL Irak/WASHINGTON (Reuters) - Estados Unidos está contemplando conversar con su archienemigo Irán para apoyar al Gobierno iraquí en su lucha contra los insurgentes suníes, que derrotaron al Ejército de Bagdad y se apoderaron del norte del país la última semana.

El impresionante ataque de milicianos del Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL por sus iniciales en inglés) amenaza con desmembrar a Irak y desatar una guerra sectaria total a través de Oriente Medio, sin tener en cuenta las fronteras nacionales que los combatientes rechazan.

La acción conjunta entre Estados Unidos e Irán para ayudar a apuntalar al Gobierno de su aliado mutuo Nuri al-Maliki, el primer ministro iraquí, sería un importante avance después de la hostilidad que data desde la revolución iraní de 1979 y revela el grado de alarma generado por el avance de la insurgencia.

Estados Unidos podría discutir la crisis en Irak con altos funcionarios iraníes al margen de conversaciones nucleares de esta semana en Viena, dijo el lunes sin dar más detalles una fuente estadounidense que prefirió el anonimato.

ISIL busca establecer un califato sobre preceptos suníes medievales en Irak y Siria y también está luchando contra el Gobierno de Siria, respaldado por Irán.

Considera a todos los chiíes como herejes que merecen la muerte y ha presumido de masacrar a cientos de soldados iraquíes que se rindieron a sus fuerzas la semana pasada.

Los combatientes del ISIL capturaron la ciudad de mayoría étnica turcomana de Tal Afar, en el noroeste de Irak, tras intensos combates el domingo, consolidando su control sobre el norte.

"La ciudad está invadida por milicianos. Hubo muchos combates y mucha gente murió. Varias familias chiíes han huido al oeste y las suníes hacia el este", dijo un funcionario local que pidió no ser identificado.

Tal Afar se encuentra a corta distancia al oeste de Mosul, la principal ciudad del norte del país que cayó en manos de combatientes del ISIL la semana pasada en el comienzo de una ofensiva. Los combatientes arrasaron con ciudades y pueblos sobre el Tigris antes de detenerse cerca de Bagdad.

El Ejército iraquí está resistiendo en Samarra, una ciudad del Tigris que alberga un santuario chií. Un convoy que viajaba para reforzar a las tropas allí fue emboscado a última hora del domingo por combatientes suníes cerca de la ciudad de Ishaqi. Los enfrentamientos continuaron hasta el lunes por la mañana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que retiró todas las tropas estadounidenses en 2011, ha descartado el envío de soldados a Irak aunque dijo que está sopesando otras opciones militares, como ataques aéreos. Un portaaviones de su país ha estado navegando hacia el Golfo Pérsico.

La propuesta estadounidense llega después de que el presidente de Irán, Hassan Rouhani, un líder con tendencias moderadas elegido el año pasado, dijo que Teherán consideraría trabajar con Estados Unidos en Irak si ve que Washington está dispuesto a enfrentarse a los "grupos terroristas". / Por Ziad y Al-Sanjary y Lesley Wroughton para Reuters. (Reporte adicional de Isabel Coles y David Sheppard en Arbil, Raheem Salman Ahmed Rasheed y Ned Parker en Bagdad, Alexander Dziadosz en Beirut y Missy Ryan y Jim Loney en Washington, escrito por Peter Graff. Editado en español por Carlos Aliaga y Lucila Sigal).--
---.---

Gobierno iraquí pierde el control de otra ciudad importante
Por Ali A. Nabhan, Joe Parkinson y Ayla Albayrak para The Wall Street Journal.

BAGDAD—Las fuerzas del Gobierno iraquí encabezadas por un comandante entrenado por Estados Unidos perdieron el lunes el control de otra ciudad clave al norte del país en favor de los insurgentes extremistas suníes, lo que ha desencadenado el temor de Turquía a que la escalada de violencia derive en una guerra sectaria generalizada.

La caída de Tal Afar pone de manifiesto la fragilidad del Gobierno del primer ministro, Nouri al-Maliki, y plantea dudas sobre su capacidad de contrarrestar los avances de los insurgentes del Estado Islámico de Irak y el Levante.

No fue posible confirmar de manera independiente las informaciones de otros combates en áreas al oeste de Mosul y cerca de la frontera de Irak con Siria. Los combatientes kurdos y las fuerzas leales a Maliki han tratado de defender desesperadamente esas zonas desde que los insurgentes tomaron el control de Mosul la semana pasada.

En lo que supone un rayo de esperanza para Maliki, el líder de las fuerzas kurdas informó de que sus hombres controlaban la ciudad de Rabia, en la frontera con Siria, al noreste de Mosul.

Si esa noticia es correcta, los insurgentes se verían privados de un canal fundamental para recibir refuerzos desde Siria.

No obstante, esa presunta victoria se ha visto eclipsada por la magnitud de la derrota el lunes por la mañana en Tal Afar, una ciudad de aproximadamente 200.000 personas, 30 millas al oeste de Mosul.

La semana pasada Maliki envió uno de sus principales comandantes de Irak a Tal Afar para defender la ciudad de las milicias. El oficial, cuyo nombre de guerra es Abul Waleed, ganó fama por liderar las exitosas operaciones militares de Estados Unidos e Irak contra los extremistas suníes en Mosul en 2005 y 2006. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía informó el lunes, sin embargo, de que la ciudad ha caído en manos de los insurgentes.

El canal de televisión iraquí Iraqiya, que se considera afín a Maliki, informó el lunes que Abdul Waleed todavía combatía en Tal Afar.

La agencia de noticias estatal turca Anadolu dijo que los combates del fin de semana se saldaron con numerosas víctimas civiles, mientras que portales online turcos señalaron que los insurgentes habían masacrado hasta a 60 prisioneros turcos étnicos, capturados después de los constantes ataques a la ciudad. Esas informaciones no pudieron verificarse de manera inmediata.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores turco dijo que Ankara estaba supervisando la situación y las informaciones sobre nuevas atrocidades a medida que las autoridades turcas se han visto presionadas por la opinión pública para adoptar una postura más firme en el conflicto. / Por Ali A. Nabhan, Joe Parkinson y Ayla Albayrak para The Wall Street Journal.
---.---

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.