viernes, 23 de mayo de 2014

Los botones de ingreso vía Facebook y Google no convencen a usuarios, les preocupa revelar sus preferencias

Facebook y Google despiertan la suspicacia de los usuarios
Por Elizabeth Dwoskin para The Wall Street Journal.

Facebook Inc. y Google Inc. libran una batalla por ser la puerta de entrada a través de la cual los usuarios se conecten con sitios web y aplicaciones móviles. Pero los usuarios y los negocios podrían estar perdiendo el interés en esa opción.

Los consumidores se preocupan por revelar en público sus preferencias y hábitos ante empresas y en todas sus redes sociales. Las compañías se debaten entre facilitar la vida de sus usuarios y permitir que Facebook y Google tengan acceso a los datos resultantes.

"Hace unos años, había un frenesí, pero el interés alcanzó su punto máximo", dice Sucharita Mulpuru-Kodali, analista de Forrester Research que estudia el acceso a sitios web a través de cuentas en redes sociales. El temor está en hacer clic a algo y que luego eso aparezca en el muro de uno en Facebook, agrega.

Facebook creó Facebook Connect en 2008, y luego le cambió el nombre a Facebook Login. Los fabricantes de aplicaciones lo encontraron útil para atraer usuarios, quienes se ahorran la molestia de registrarse con sus credenciales. En tanto, Facebook obtiene más información sobre lo que hicieron sus usuarios en otros sitios de la web. Google siguió el mismo camino con Google+ Sign-In en 2013.

Los botones de conexión les permiten a los consumidores ingresar en otros sitios web y aplicaciones usando su nombre de usuario y contraseña, por ejemplo, de Facebook Login o Google+.

Pero según una encuesta a 66 empresas grandes y medianas, sólo 17% de los encuestados usa esa opción, y más de la mitad no tiene planes de hacerlo. Forrester nunca había hecho una encuesta similar, pero Mulpuru-Kodali afirma que las ofertas de ingreso por red social ya no son atractivas para minoristas ni usuarios.

El estancamiento de las ofertas para este tipo de conexión pone de manifiesto el desafío de establecer una identidad digital, y los esfuerzos continuos de Silicon Valley de ponerse en el centro. Ya en 1999, Microsoft Corp. ofrecía Passport, que incluía un nombre de usuario, contraseña y una billetera que les permitía a los usuarios registrarse y comprar bienes en Internet. En medio de la indiferencia de los consumidores y demandas de privacidad, Microsoft dejó de ofrecer un servicio de ingreso universal en 2006.

Otros, incluidos Yahoo Inc., Amazon.com Inc. y Twitter Inc., tienen sus propios botones de acceso por red social, que atrajeron a pocos seguidores. Hace poco, Yahoo prohibió los botones de ingreso de otras empresas en sus propiedades en la web, lo que vuelve más dramática la competencia.

Establecer una identidad digital es cada vez más urgente en momentos en que las pantallas se reducen, las contraseñas se multiplican y las empresas buscan formas de llegar a la gente en sus teléfonos inteligentes y de recomendar productos según los hábitos de los usuarios.

Hoy, cuando los usuarios ingresan por primera vez a un sitio web o a una aplicación a través de Facebook Login o Google+, les preguntan qué datos están dispuestos a compartir, incluidas fotos, listas de contactos y sus "me gusta". Los usuarios de Google+ también pueden agregar su información de Google Wallet y preferencias de YouTube.

Las empresas cuyos productos básicos están incorporados en una aplicación, como el sitio de reservas de hotel por Internet HotelTonight, dicen que el ingreso con un clic es un gran beneficio en la pequeña pantalla de un teléfono inteligente. La gente "se pone contenta con la opción de pasar por alto un formulario largo", sostuvo el presidente ejecutivo de HotelTonight, Sam Shank, sobre la opción de ingreso de Google+. "Lo importante es que la transacción sea lo más perfecta posible". HotelTonight también usa Facebook Login.

Facebook afirma que su servicio está ganando popularidad, y lo usan 80 de 100 aplicaciones populares para teléfonos inteligentes en Estados Unidos. Google describió su botón de ingreso como un potencial reemplazo para las "cookies" de los navegadores, que pueden ser imprecisas y no extienden la identidad de un usuario a los smartphones.

Ambas empresas están cambiando sus estrategias. Hace poco, Facebook indicó que comenzaría a ofrecer ingresos anónimos, una concesión a preocupaciones sobre la privacidad. El director de Google+ dio un paso al costado recientemente en medio de señales de que la red social no es popular entre los usuarios.

"Recibimos comentarios de usuarios", dijo Eddie O'Neil, gerente de producto de Facebook Login. "Lo primero que dice la gente es que quiere más transparencia; segundo, más control".

Algunos usuarios aún desconfían. "No quiero que todos el mi red social sepan qué estoy comprando", dijo Rebecca Silliman, que trabaja en marketing para una firma de comercio electrónico en San Francisco.

Asimismo, muchas compañías, en particular pequeños minoristas, tienen sentimientos encontrados.

Los botones de ingreso "son un gran concepto", dijo Eric Singleton, director general de información del minorista de indumentaria femenina Chico's FAS Inc., que considera incluir botones de conexión por red social en las aplicaciones para teléfono inteligente que prepara. El ejecutivo explicó que la firma quiere ofrecer recomendaciones personalizadas a los compradores, que podrían variar según la ubicación y la hora.

Los botones podrían ser de ayuda, dijo Singleton, pero le preocupa el historial inconsistente de Facebook para proteger la privacidad del consumidor. Chico's prueba de forma interna Google+ Sign-In, pero a Singleton le preocupan los desafíos técnicos de conectarse con el sistema de Google, y si le aportaría a la firma el tipo de datos que busca. Señaló que querría asegurarse de que "en cualquier cosa que haga Chico, le quede al consumidor 100% claro qué están aceptando". / Por Elizabeth Dwoskin para The Wall Street Journal. Rolfe Winkler contribuyó a este artículo.--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.