miércoles, 23 de abril de 2014

Para estar atentos, el oso se ha parado ofensivamente

La estrategia militar innovadora del Kremlin desconcierta a todos
"El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, acusó a Rusia de comportarse "como si fuese el siglo XIX" por la anexión de Crimea. Pero quienes siguen de cerca el éxito de las fuerzas rusas para implementar la política del presidente Vladimir Putin en Crimea y Ucrania oriental llegaron a una conclusión bien distinta sobre la estrategia militar rusa.
Esos expertos ven que una fuerza militar a la que se desdeñaba y consideraba decadente desde la caída de la Unión Soviética emplea tácticas del siglo XXI que combinan el uso de la guerra cibernética, una enérgica campaña de información y tropas especiales altamente entrenadas, todo destinado a arrebatarle la iniciativa a Occidente".
Por  Michael R. Gordon para The New York Times, publicado en La Nación.-
---.---

Imagen de ITAR-TASS. Visto en Russia Beyond The Headlines
“La idea del uso de armas cibernéticas fue planteada hace unos seis o siete años. Actualmente estas armas ocupan el segundo lugar en importancia, tras las armas nucleares”, señala en una entrevista al periódico Vzgliad, Anatoli Tsiganov, director del Centro de Análisis Militares, y profesor de política mundial en la Universidad Estatal de Moscú ( MGU). Publicado en "Rusia prepara sus tropas cibernéticas" por Anastasía Petrova, Vzgliad para Russia Beyond The Headlines (17 de julio de 2013).

Post relacionados:
Más sobre Cyberwar en éste blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.