martes, 1 de abril de 2014

Interesante time lapse muestra el proceso de fabricación del nuevo dirigible de Goodyear

Un muy interesante vídeo a partir de un time lapse muestra todo el proceso de fabricación del dirigible en el hangar de la compañía Goodyear en Wingfoot Lake, Ohio.

El dirigible, que tiene una estructura rígida, tardó un año en ser armado, pero gracias al vídeo que el fabricante hizo público, podemos apreciar el proceso en poco más de dos minutos.

El nuevo dirigible. Imagen: captura de pantalla de vídeo
La nueva generación de estas aeronaves son más grande que las del modelo anterior, conocido como el GZ-20, que voló durante 45 años, aunque parezca increíble. Éste nuevo modelo mide 74 metros de largo, cabe perfectamente en un campo de fútbol americano y es 15.24 metros más grande que el GZ-20.

La velocidad máxima es de 115.8 kilómetros por hora, es superior a la velocidad máxima del GZ-20 80.46 kilómetros por hora.

La compañía ha informado que la aeronave cuenta con una computadora aviónica personalizada. Los controles electrónicos trabajan junto con una computadora a bordo que regula la propulsión del motor y los movimientos ascendentes, descendentes y de cambios de rumbo.

Aún no tiene nombre, y puede participar en un concurso para nombrar la aeronave, organizado por Goodyear. La empresa también tiene una página en Facebook dedicada a la nueva aeronave, donde publica información y vídeos sobre el avance del dirigible.

Visto en YouTube, visto en Goodyear

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.