miércoles, 8 de enero de 2014

Puede que no haya sido un tornado, la violenta tormenta del 2 de enero

Visto en YouTube

El 04 de abril de 2012, un tremendo temporal se desplazó sobre Buenos Aires dejando a su paso cuantiosos daños. Muchas de las imágenes de destrucción se asemejaban a las dejadas por un tornado, sólo que las áreas afectadas no marcaban sólo el clásico camino de destrucción asociados a los efectos de un tornado.

Las noticias señalaron que "el viento, responsable de la virulencia de la tormenta" (La Nación), algunas fuentes oficiales señalaron que un viento fuerte con ráfagas de entre 100 y 120 kilómetros por hora habría generado la mayor parte de los tremendos daños.
"Juan Manuel Horler, presidente del Centro Argentino de Meteorólogos, explicó que el aire cálido generado durante todo el día "generó una energía en la atmósfera que cuando pasó el frente frío provocó una tormenta de mucha altura. Toda tormenta es aire que asciende; por los costados y por delante se van dando ráfagas descendentes, que anteayer iban en cualquier dirección. Esas fueron justamente las que causaron los desastres"." (La Nación).
El pasado 02 de enero algo parecido ocurrió en una importante área que involucra a las ciudades de Santiago del Estero, La Banda y otras localidades aledañas. Tal como lo comenté en un post anterior, la tormenta primero nos llegó con viento y tierra, que en minutos se transformó en un azote que nos golpeó con tremenda violencia, dejando a muchas de las calles y avenidas, del área afectada, cortadas por los árboles, postes, cables y otros escombros, generando una muerte, numerosos heridos, cuantiosos daños a propiedades y múltiples inconvenientes en los servicios de energía, comunicación y provisión de agua.

Al fenómeno meteorológico se lo conoce como "reventón", el término más aplicado es downburst y según el National Weather Service (organismo estadounidense equivalente al Servicio Meteorológico Nacional) es un fenómeno que comenzó a estudiarse por su impacto en accidentes aéreos. Se produce por una "fuerte corriente descendente que resulta en una ráfaga hacia fuera de vientos muy dañinos sobre o cerca del suelo. Los reventones pueden producir daños similares a un fuerte tornado.

Según la bibliografía, en la zona afectada tras el paso de un tornado queda bien marcado un camino de destrucción, como el del tornado en Oklahoma, visto desde los satélites (de mayo de 2013), en el que los árboles, y objetos destruidos quedan esparcidos a izquierda y derecha. En cambio en un reventón se observa como los destrozos están en general en la misma dirección y sentido.

También hay que considerar que aunque la tormenta se formó en la región como una tormenta convectiva, le llegó el frente sur, potenciando su desarrollo debido a la humedad en el ambiente y la masa inestable de aire caliente que imperaba en la región. Fue un día, de varios, muy caluroso y húmedo, condiciones que facilitan la formación de los cumulonimbus. Cuando la base, el piso, de éstas formaciones están a bajas alturas, se producen vientos de altas velocidades en el frente, según el sentido de su desplazamiento, y lluvias fuertes, particularmente de naturaleza convectiva, e inundación, aunque no necesariamente un tornado.

No pocas veces éste fenómeno deja áreas con muchos daños, similares a los señalados en los sucesos de Buenos Aires y Santiago del Estero, que se señalan en éste post.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.