viernes, 22 de noviembre de 2013

Se recuerda a John Fitzgerald Kennedy (1917-1963), a 50 años de su asesinato

J.F.K. retrato oficial de la Casa Blanca.
Visto en Wikipedia
A las 12:30 p.m. el 22 de noviembre de 1963, el entonces Presidente de los Estados Unidos, recibió varios impactos de bala en la calle Elm de la ciudad de Dallas, mientras realizaba una visita política por el estado de Texas. Fue declarado muerto media hora más tarde.

Muchos han considerado y aun consideran a J.F.K. como un icono de las aspiraciones y esperanzas de los estadounidenses. En algunas encuestas realizadas en su País, continúa siendo estimado como uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos. "Es la historia la que lo juzga".

Tal como lo comenta el Sr. Albino Gómez (periodista, escritor y diplomático) en su nota en La Nación, "el asesinato tuvo un gran efecto en millones de personas, no sólo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo. Tanto así, que son muchos los que recuerdan vivamente dónde estaban en el momento en que se enteraron de que Kennedy había sido asesinado". En mi casa aun hoy se recuerda la conmoción que generó el trágico suceso.

Es el único católico en ser elegido presidente de EE. UU. hasta la fecha. Mi Madre durante muchos años tuvo una foto de J.F.K. sentado en el escritorio de la oficina oval de la Casa Blanca, entre otras fotos de nuestra familia debajo del vidrio de su cómoda en su cuarto. Todos mis viejos tíos siempre lo han recordado con mucho respeto

J.F.K. es el autor de una de las frases que siempre recuerdo y destaco: "No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu País".
"A fines de octubre, los historiadores norteamericanos James Blight y Janet Lang, autores del libro Virtual JFK: Vietnam if Kennedy had lived , publicaron un artículo en la revista New Statestmen en el que afirmaron que su muerte fue una "tragedia griega porque el mundo y Estados Unidos perdieron a un líder cuya prioridad número uno era mantener a su país fuera de la guerra", en contraposición a su sucesor, Lyndon B. Johnson, que no dudó en escalar el conflicto en Vietnam.

"Si JFK hubiera sobrevivido a Dallas, el mundo sería probablemente un lugar mucho más seguro y pacífico. Incluso es posible que la Guerra Fría hubiera retrocedido y se hubiera encaminado a un final amistoso para 1969", dicen los autores, al argumentar que ése era el espíritu que había entre el presidente norteamericano y Nikita Kruschev tras la crisis de los misiles de 1962". Por Juan Landaburu en "Un mundo que pudo ser distinto si el final hubiera sido otro", La Nación 16/11/2013.
Aunque Landaburu señala que ta tesis, de Blight y Lang, no fue bien recibida por muchos historiadores por muchos aspectos que se le señalan a J.F.K., me gusta pensar que las cosas finalmente hubieran sido distintas, mejores, y tal vez muchos de los terribles sucesos que marcaron las últimas décadas del siglo pasado no se habrían dado.

No es poca la gente que recuerda bien a J.F.K. en el mundo, en general se lo considera un pacifista que no se equivocó al señalar que "los que hacen imposible la revolución pacífica harán inevitable la revolución violenta".

"Es la historia la que lo juzga".

Post relacionado:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.