jueves, 14 de noviembre de 2013

La abuela asesora de una empresa de pagos móviles de Silicon Valley

La abuela que asesora a una empresa de Silicon Valley
Publicado por Katherine Rosman para The Wall Stret Journal.

Justo antes de lanzar su producto más reciente en octubre, la empresa de pagos móviles Square Inc. consultó a Natalie Yellin. Es una de las asesoras de mayor confianza para la compañía, que fue co-lanzada por Jack Dorsey, uno de los fundadores de Twitter Inc. Muchos de los empleados de la cúpula de Square se comunican con ella a diario.

Le pidieron a Yellin que probara Square Cash, el nuevo sistema a través del cual los usuarios pueden transferir dinero por e-mail. Con total confidencialidad, probó el producto varias veces e informó su opinión al equipo de desarrollo de la firma.

Yellin es una periodoncista jubilada y administradora financiera de oficina de 75 años que vive en Detroit. Contra todo pronóstico, se convirtió en una figura de renombre en esta compañía de 600 empleados con sede en San Francisco. "Soy la abuela de Square", dice.

El nieto de Yellin, Brian Grassadonia, trabaja en Square casi desde la creación de la firma en 2009. Grassadonia, de 30 años, supervisó el desarrollo y lanzamiento de Square Cash. Para la prueba inicial del producto que hizo su abuela, le envió al joven US$50 como regalo de cumpleaños.

Yellin tuvo su primera experiencia como la mascota de Square en 2011, cuando perdió la paciencia esperando que Grassadonia le devolviera sus llamadas sobre un viaje familiar al Gran Cañón. Abrió una cuenta en Twitter —con el nombre @grannyny porque es como la llama su nieto (Granny) más sus iniciales (N.Y.)— sólo para conectarse con él. Tuiteó un pedido de tres palabras para que su nieto la llamara, e incluyó el nombre en Twitter de Square junto con el de Grassadonia.

Al incluir el nombre de la empresa en Twitter, @Square, hizo que apareciera en enormes monitores en la oficina de la compañía. Uno de los colegas de Grassadonia vio el tuit y lo reenvió en un e-mail a toda la compañía. "Brian, ¡llama a tu abuela!", decía el asunto del mensaje.

En ese momento, el joven trabajaba en un nuevo proyecto, tras ayudar a supervisar el lanzamiento del primer producto de la empresa: un accesorio que se enchufa a teléfonos inteligentes y le permite a pequeños vendedores aceptar pagos con tarjeta de crédito. Le dijo que estaba demasiado ocupado para ir al Gran Cañón con la familia.

Sin embargo, sus colegas abrieron espacio en su agenda para Granny. "Todos comenzaron a seguirla", dice Grassadonia. "La gente comenzó a acercarse a mí todos los días para decir: 'Acabo de hablar con tu abuela, está muy bien'".

Cuando Grassadonia pasa tiempo sin llamarla, Yellin alerta a su red en Twitter. Su nieto dice que es común que sus colegas le saquen fotos con sus teléfonos y las suban a Twitter, para que las vea su abuela.

Actualmente, Yellin pasa gran parte de su tiempo libre en Twitter, donde ha publicado más de 13.000 mensajes. Tuitea sobre su apoyo a programas de la empresa que buscan promover a las mujeres en empleos tecnológicos. Les envía mensajes de aliento a empleados de marketing de Square que sabe que corren maratones. Comparte recetas con personal de atención al cliente. No recibe un salario de la empresa.

"Tuiteo con sus colegas más que con él", dice Yellin sobre su nieto.

Eso incluye a Dorsey, que tiene 2,5 millones de seguidores en Twitter. Yellin es una de las 1.000 personas que sigue, y llegó a escribirle: "@grannyny amamos a su nieto".

Los mensajes a Granny de Dorsey y otros altos miembros de Square llamaron la atención de muchos de sus seguidores.

Yellin, quien enviudó hace una década, tiene una rutina en los medios sociales. Al levantarse, toma su iPad para comenzar a intercambiar mensajes con un grupo de unas 50 personas. Entre ellos está Marcia Dorsey, la madre de Jack.

Yellin monitorea Internet en busca de menciones de Square. Así encontró a Miguel González, un graduado universitario recién graduado de Houston que viajaba a mercados de agricultores y ferias de artesanías, para promocionar Square ante los vendedores, y luego tuiteaba sobre la experiencia. Yellin comenzó a alentarlo en mensajes privados y públicos a intentar conseguir un empleo en Square.

El año pasado González se entrevistó con ejecutivos de la empresa y fue contratado a tiempo completo. Ahora viaja por el mundo como coordinador de las relaciones con los vendedores de Square. "Por supuesto que Granny me apoyó desde el principio", dice el joven de 29 años. Grassadonia dice que González ahora es un empleado clave, en parte gracias a su abuela. "Lo puso en nuestro radar".

Cuando Yellin visitó San Francisco en junio de 2012, Square le organizó una fiesta de pasteles. Casi 100 personas se acercaron a una sala de reuniones para conocerla y sacarse una foto con ella. "Acabo de conocer a @grannyny. Probablemente sea la visita de una celebridad de Twitter más emocionantes que hayamos tenido. ¿Ashton qué?", tuiteó el ingeniero Eric Manago tras la fiesta. (El actor e inversionista de Square Ashton Kutcher pasó por la oficina ese mismo año). / Publicado por Katherine Rosman para The Wall Stret Journal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.