martes, 23 de julio de 2013

El suceso del C-17 Globemaster III que se equivoca de aeropuerto

Visto en YouTube, vía Microsiervos y JALOPNIK

Vía el excelente blog Microsiervos, llego a un post de JALOPNIK que presenta diez impresionantes aterrizajes en vídeo.

Llamó mi atención éste par, se trata de un C-17 Globemaster III, procedente de Italia y con rumbo a Mac Dill AFB, que le pifia fiero, como se dice en criollo (brutal equivocación en cristiano básico), y aterriza en el aeropuerto de Peter O. Knight, en Tampa, a pocos kilómetros de su destino real.

Entre los detalles del aeropuerto de Peter O. Knight están que tiene el mismo rumbo de pista del destino real, y que es muchísimo más corta. Peter O. Knight tiene una longitud de pista de 3.580 pies, y el C-17 requiere un mínimo de 3.500 pies (1.060 metros) de distancia de aterrizaje.

El primer vídeo corresponde al sorpresivo e inesperado aterrizaje en Peter O. Knight. El segundo corresponde al despegue, que atrajo la atención de muchos. La Distancia de despegue de éste avión es de 7.600 pies (2.316 metros) a plena carga, seguramente salió vacío para carretear sólo 3.580 pies de pista disponible.

Cuando se estaba filmando el despegue en Tampa, sorprendió el sobre vuelo de un C-130 brasileño, que al parecer hizo lo mismo, equivocarse de aeropuerto.

Visto en YouTube, vía Microsiervos y JALOPNIK

Si se fijan en Google Maps, la alineación de las pistas de ambos aeropuertos: La pista de Mac Dill AFB (Air Force Base), en el punto A del mapa, y la pista del aeropuerto de Peter O. Knight, en el punto B del mapa.

El recorrido que marca el mapa es la opción por tierra. Acerque el mapa para ver los detalles de la zona y los aeropuertos.

La verdad todo un suceso realmente inesperado. El hecho se desarrollo el 20 de Julio de 2012, y habría que ver cual fue la explicación que se dio. ¿les habrá fallado el gps? ¿que habrá sido?.

Vea también:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.