miércoles, 12 de junio de 2013

Todos somos Mumi

Con el debido respeto, señores gobernantes, asuman su responsabilidad y realicen los esfuerzos que correspondan para brindarnos la seguridad que necesitamos.

Una familia más recibió la peor de las noticias, su hija cayó víctima de la inseguridad que impera en éste nuestro devenido País. Nuestra indignación es absoluta, el temor por los nuestros crece. Recién un compañero de trabajo que tiene a sus hijos estudiando lejos del pago, en ciudades grandes, me dijo "temo por ellos, a cada rato los llamo". No es justo que vivamos así.
Mumi, la mejor compañera y la mejor alumna.- "Ángeles Rawson era su nombre, pero ella en realidad era Mumi. Así la conocían y la llamaban cariñosamente su amigos de 4° año de la escuela Virgen del Valle, el colegio al que iba desde que estaba en tercer grado.
Mumi era la mejor alumna, la que "seguro iba a ser la abanderada el próximo año", según dicen hoy entre lágrimas sus compañeros. Era "tranquila", no salía mucho de noche y no le gustaba ir a bailar, como a la mayoría de los chicos del curso.
Pero era, además, la compañera que siempre se hacía tiempo para ayudar al resto, la que no tenía problemas ni con sus compañeros ni con sus profesores, la que ayudaba a estudiar a los que estaban por reprobar una materia. Era también la que estaba siempre alegre y traía "buena onda" a la clase. Por Felicitas Sánchez  | Para LA NACION.
"La conmoción que producen estos crímenes despierta el pedido de rápidas respuestas. Más que de soluciones facilistas, estigmatizantes o de caza de brujas, de lo que sí se puede esperar resultado es del análisis, de las acciones preventivas coordinadas y del trabajo intergubernamental abierto al aporte de la sociedad. Sólo así las calles dejarán de ser tierra de nadie" (LA NACIÓN).

Sentimos mucho lo ocurrido, nuestras condolencias y oraciones para la familia de Ángeles Rawson.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.