miércoles, 19 de junio de 2013

Cuando el Ángel Guardián trabaja horas extras

¿Ud. cree en los ángeles guardianes?, yo si, varias veces pasé alguna situación "complicada" y gracias a Tata Dios por el ángel guardián que me puso, salí adelante. En éstos días leí dos historias que las comparto con Ud.

Cómo sobrevivir dentro de una burbuja de aire bajo el océano durante tres días.- "Harrison Okene, de 29 años, era el cocinero del barco hundido. La madrugada del 26 de mayo de 2013 se encontraba en uno de los baños cuando un golpe de mar puso el barco boca abajo. "Me sentí aturdido y todo estaba oscuro a mi alrededor mientras me iba sacudiendo de un extremo del pequeño cubículo a otro", relata en The Nation. Desde allí, se arrastró como pudo hasta un habitáculo donde se almacenaba el último aire del barco y permaneció inmóvil a la espera del rescate. Inmóvil durante 62 horas". Por Antonio Martínez Ron para lainformación.com.

Se encuentra una bomba antigua en su jardín y la lava en el fregadero.- "...una jubilada británica llamada Carole Longhorn ha sido la protagonista de esta historia que firmaría el mismísimo Alfred Hitchcock. Como cada mañana, esta encantadora británica, residente en Norfolk, trabajaba en su jardín cuando bajo uno de los setos encontró algo voluminoso (el proyectil). Ni corta ni perezosa, lo cargó en una carretilla, lo trasladó al fregadero de la cocina y lo limpió como cualquiera de sus cacharros (¡¡¡OMG!!!). En ese momento, su ángel de la guarda empezó a echar horas extras". Por El blog del becario - blogs.20minutos.es.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.