lunes, 11 de marzo de 2013

La polución en Río Hondo llega a Córdoba

El pasado día sábado 09 de marzo, el diario de la vecina provincia de Córdoba, la voz del interior publicó una nota señalando la preocupación de esa Provincia por el "avanzado estado de deterioro ecológico" de la Cuenca Salí-Dulce, que termina desembocando en la laguna Mar Chiquita. Se suman las voces que señalan que “el ecosistema de la región está condenado a morir” (Victorio Mariot) si no se para la contaminación.
El impacto ambiental llega a la laguna Mar Chiquita
Publicado por Redacción LAVOZ 
La polución en Río Hondo no empieza ni termina en ese lago ubicado en el límite entre Tucumán y Santiago del Estero.
Los perjuicios ambientales llegan a Córdoba. Ese dique, en avanzado estado de deterioro ecológico, recibe las aguas de la cuenca de los ríos Salí y Dulce. Es la que termina desembocando en los bañados donde nace la laguna Mar Chiquita, que comparten Córdoba y Santiago del Estero.
Desde hace años se denuncia la contaminación sobre esa cuenca. Aguas arriba de Río Hondo, el impacto es de los ingenios azucareros y establecimientos de cítricos, por falta de tratamiento de sus efluentes. También se apunta el aporte de grandes compañías mineras en Catamarca. Los fluidos cloacales sin tratar que se derivan al cauce agregan otro condimento.
El Salí-Dulce atraviesa Santiago del Estado en estado de deterioro y así llega a la laguna Mar Chiquita que es su principal afluente.
La contaminación no es la única preocupación. Desde hace años, se observa que viene bajando su nivel. Investigadores advierten la necesidad de más control sobre los desvíos de agua que en la mayoría de los casos, en forma clandestina, se hacen del cauce para riego de campos y otros fines. Ese menor caudal podría atentar contra el equilibrio de su rico ecosistema. Un síntoma está a la vista: la bajante deja playas de sal, que en días de viento norte levanta nubes que reparten sales sobre gran parte de la provincia. / Redacción LAVOZ.
En la provincia de Córdoba preocupa el estado de situación en que se encuentra la gran laguna Mar Chiquita, que lleva nueve años consecutivos en baja. Según se ha informado, "en 2003, llegó a 600 mil hectáreas, pero hoy cubre 450 mil. Al ciclo natural, se suma el mal manejo en el uso del agua de la cuenca Salí-Dulce. El descenso trajo grandes tormentas de sal" (LA VOZ).

El descenso de caudales, señalados como contaminados, ha provocado un progresivo proceso de salinización de las aguas y ésto ha generado una importante mortandad en la fauna ictícola, acabando con casi 30 años de una de las actividades económicas de la localidad de Miramar (departamento San Justo, Córdoba). La formación campos de sal en el perilago a su vez genera otro problema con las "tormentas de sal". La sal directamente “vuela” cuando el viento supera los 30 kilómetros por hora, depositándose y afectando otras áreas.

Post relacionados
:
Referencias:
Sobre el Río Dulce y Medio Ambiente en éste blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.